africa-destino-textil

África, el nuevo destino de la producción textil

Publicado el 9 - abril , 2019

En los últimos años, han aparecido nuevas oportunidades para el sector textil los países del este de África y las principales empresas del mundo están ya firmando importantes contratos con proveedores de esta zona. Pero ¿qué ventajas y desventajas tiene producir en los países de esta zona?
En este artículo repasamos las características de los principales países que apuestan por recibir la inversión extranjera en nuestro sector.

África, la nueva Ásia

En los últimos años, desde Japón hasta los Tigres de Asia Oriental, China y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), han tratado de ponerse al día con las economías avanzadas al promover sectores que requieren mucha mano de obra, como la fabricación de textiles y prendas de vestir, para luego escalar la cadena de valor hacia industrias más sofisticadas.

En este tiempo, también los países africanos han estado promoviendo activamente la industrialización. El desarrollo de la manufactura con valor agregado es esencial para transformar las sociedades agrarias y, a su vez, para resolver el problema persistente de la pobreza en el continente. Bajo el modelo de «fábricas golondrina», los economistas esperan que la fabricación de textiles contribuya en gran medida al proceso de industrialización de África.

La promulgación de la Ley de Crecimiento y Oportunidad de África (AGOA) en 2000 y disposiciones adicionales en 2007 implementaron normas de origen más favorables lo que ha hecho que la industria textil de África Oriental se torne más atractiva para los inversores extranjeros.

Hoy en día, África oriental se está convirtiendo en una creciente zona de libre comercio local de bienes, mano de obra y servicios, lo que convierte a Tanzania, Kenia y Etiopía en un centro textil de gran potencial.

Si bien factores como la estabilidad política, los niveles de educación, la infraestructura y otros problemas afectan a la mayoría de estas naciones, todos estos países están experimentando crecimientos dentro del sector.

Etiopía

Con un fácil acceso a la tierra y un entorno político estable, Etiopía ha fomentado una economía de mercado liberalizada. Entre 2013 y 2017, la inversión extranjera ha pasado de $ 166.5 millones de dólares a más de $ 1.3 mil millones de dólares.

Los objetivos de exportación del país apuntan a $ 30 mil millones de dólares en exportaciones para 2030. El impulso clave de este crecimiento ha sido la ratificación del Área de Libre Comercio de África (AfCFTA) que se espera que impulse el comercio intraafricano en más del 50% mediante la eliminación progresiva de los aranceles. Específicamente, la eliminación de aranceles a los textiles y la solución de algunos problemas comerciales menores entre países como Etiopía y Kenia han allanado el camino para la plena ratificación del acuerdo. A medida que la eliminación de aranceles entre los países miembros se acelera y las materias primas y las regulaciones ambientales afectan a los fabricantes chinos y asiáticos (LINK A ARTICULO DE CHINA), África está preparada para convertirse en una alternativa a las antiguas potencias como China, India y Turquía.

A pesar del optimismo, todavía existen numerosos desafíos para la inversión y el crecimiento. La infraestructura es pobre y afecta las rutas de transporte de algodón y productos terminados. Se espera que una nueva línea de ferrocarril a los puertos en Djibouti ayude, pero el atraso es considerable. Los cuellos de botella en los suministros son costosos y los plazos de entrega son largos, entre 45 y 60 días más que en otros países. Finalmente, la escasez de habilidades de los trabajadores afecta la calidad, la gestión eficaz y la eficiencia

Kenia

El enfoque de Kenia se basa en fuertes esfuerzos gubernamentales para proporcionar un clima para el crecimiento del sector. El uso del inglés como idioma oficial le otorga ventajas significativas en el comercio global. También son ventajas de este país los derechos de importación que van desde 0% -100% con un derecho promedio de 25%. Las mercancías importadas están sujetas a un IVA del 16% basado en el valor CIF de la carga. Kenia también ofrece “vacaciones fiscales” de 10 años, propiedad extranjera no restringida y otros incentivos para exportar empresas dentro de la Zona de Procesamiento de Exportaciones (ZPE). Esto ha creado aproximadamente 300,000 empleos directos y casi 3.7 millones de empleos indirectos para la economía. El sector también apoya a más de 200,000 pequeños agricultores que producen algodón local.

A diferencia de Etiopía, Kenia tiene dificultades para atraer nuevas inversiones en textiles. El país es uno de los mayores importadores de ropa de segunda mano del mundo lo que ha menguado a la industria textil local durante muchos años.

El país también sufre de escasez de habilidades tanto en el trabajo de producción como en la gestión efectiva lo que afecta el control de calidad textil y reduce las soluciones disponibles para la gestión de calidad. Los costos de electricidad son altos y las limitaciones de infraestructura afectan la logística. El país también tiene regulaciones complejas que gobiernan la industria y una situación conflictiva con los sindicatos dentro del sector textil.

 Descubre cómo hacer moda sostenible de manera rentable

[yikes-mailchimp form=»2″]

Tanzania

Como cuarto mayor productor de algodón orgánico del mundo, Tanzania registró un aumento del 55% en sus exportaciones de algodón en 2016 a $ 46.8 millones de dólares, frente a los $ 30.2 millones del año anterior. Además, mantiene tiene capacidad agrícola de reserva para producir más en función del mercado y las condiciones climáticas. El país espera que su sector textil y de confección continúe creciendo a la par que el país consiga también estabilidad política y social.

Tanzania se beneficia de un impacto duradero del colonialismo, que incluye una fuerza laboral de habla inglesa barata y una buena infraestructura de transporte. También se beneficia del acceso libre de impuestos desde los mercados de la UE, los EE. UU. y Sudáfrica. Estos factores han ayudado a Tanzania a convertirse en un sector de abastecimiento líder y han impulsado el aumento de la inversión extranjera.

Limitations include the country’s size and a lack of experience and expertise in higher end and high-quality goods.  It has struggled at times with introducing value-added goods for export.  Other constraints include weak regulatory processes, limited farmer knowledge and either low quality or limited availability of supporting services including quality management solutions.

Las limitaciones del país incluyen el tamaño del país y la falta de experiencia y calificación para la producción de productos de mayor calidad. Otras restricciones incluyen procesos regulatorios débiles, conocimiento limitado de los agricultores y baja calidad o disponibilidad limitada de servicios de apoyo, incluidas soluciones de gestión de calidad.

Madagascar

El sector de textiles y prendas de vestir de Madagascar ha comenzado a recuperarse al posicionarse como el segundo mayor exportador subsahariano a la UE. Al igual que otros países del este de África, la promulgación de la AGOA en el año 2000 hizo que las exportaciones a los Estados Unidos aumentaran de $ 109.5 millones de dólares en el año 2000 a $ 323.3 millones de dólares en el 2004. Sin embargo, las turbulencias políticas ocasionaron una disminución de casi el 75% de estas exportaciones después de 2009. Aún y así, la estabilidad regresó al país y también el crecimiento de dos dígitos en 2015.

Desde ese momento, el acuerdo «Todo menos Armas» del Esquema Generalizado de Preferencias (SGP) de la UE proporcionó una oportunidad a los productos textiles de Madagascar aumentando los envíos de exportación a más de $ 320 millones de dólares a la UE. Madagascar ha podido ofrecer un entorno de inversión más estable gracias a salarios más bajos en comparación con otras naciones del este de África y una estabilidad política cada vez más profunda.

Los desafíos para la nación insular de 24 millones de habitantes incluyen la pobreza extrema y la infraestructura deficiente. Al igual que muchas naciones del este de África, la falta de experiencia, la escasez de mano de obra calificada y la falta de una administración competente afectan el crecimiento de la industria. El país también experimenta altos costos de electricidad y problemas de logística en las ubicaciones portuarias.

Sud África

Los fabricantes de prendas de vestir de larga data y poderosos del país sufrieron graves daños a lo largo del milenio, cuando las políticas de libre mercado de la Organización Mundial del Comercio abrieron la economía de Sudáfrica a la afluencia de bienes importados y la competencia de Asia. El resultado fue el cierre masivo de fábricas; según Statistics South Africa, los empleos en la industria de la confección bajaron de 220,000 en 2002 a 100,000 en 2011. Hoy, el empleo en el Cabo Oriental está por debajo del 35 por ciento.

El gobierno espera que la solución se encuentre en el Centro para el Desarrollo y la Empresa, que está desarrollando una zona de procesamiento solo para exportaciones (EPZ) en el Cabo Oriental que se lanzará en los próximos años, aunque la fecha exacta es todavía no está especificado. La zona propuesta se enfocaría en la manufactura de baja habilidad, particularmente en ropa, al establecer reglas de mercado amigables para el empleador. Esto significa que los trabajadores podrían ser contratados con salarios bajos y medio tiempo, sin pasar por las estrictas leyes laborales de Sudáfrica.

El futuro del África textil

Si bien los desafíos a los que se enfrentan los productores de telas, fabricantes de prendas de vestir y proveedores de algodón de África Oriental son numerosos, el potencial de estos países también lo es.

La clave del éxito está en encontrar socios que puedan ayudar a desarrollar las habilidades y capacidades necesarias para optimizar el rendimiento durante el período de crecimiento.

Ahora bien, en la discusión sobre el desarrollo de África parece que hay un elefante blanco en la habitación. Vamos a permitir que se repita el mismo modelo que en Asia y otros países en nombre del desarrollo?

¿Seremos capaces de volver a pasar por explotación laboral, cadenas de valor oscuras, contaminación desenfrenada y escándalos constantes? Estamos en la era de la sostenibilidad y el propio sector no puede permitirse seguir operando como si África fuera otro mundo.

Es necesario que marcas y retailers de todo el mundo exijan transparencia en la cadena de valor y mantengan los estándares de calidad que se vienen exigiendo en Asia y otros países.

 Descubre cómo hacer moda sostenible de manera
rentable

[yikes-mailchimp form=»1″]

Fuentes:  SGTGroup , Sourcing Journal

Ester Xicota

Soy Ester Xicota y tengo más de 15 años apoyando organizaciones en su transición a la sostenibilidad. Trabajemos juntos para diseñar un plan de transformación a la sostenibilidad y la economía circular que sea rentable para tu empresa y positivo para la sociedad y el medio ambiente.

Notas relacionadas

carta abierta a la UE contra PEF en Green Claims Directive
Green Claims Directive: ¿Favoreciendo la Moda Rápida en Detrimento de Ganaderos y Agricultores?
influencers muestran cómo se hace la ropa
¿La nueva obsesión de TikTok? Las fábricas de moda
fatiga legislativa de sostenibilidad
La fatiga legislativa abruma a las organizaciones al reportar sostenibilidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies