Sabemos que la industria textil consume una gran cantidad de químicos textiles que afectan al ambiente. Se dice que el algodón consume el 25% de los químicos que se producen en el mundo y que para hacer un polo de algodón se necesitan 3 kg de químicos.

Con demasiada frecuencia, la falta de cooperación entre proveedores y usuarios de productos químicos conduce a un consumo excesivo innecesario de productos químicos y a la generación de residuos peligrosos.

Es un problema de ganancias: los enfoques de gestión convencionales para el negocio con productos químicos se basan en la rotación. Los productores de productos químicos están motivados por la suposición de que «cuanto más vendes, más ganas». Desafortunadamente, este enfoque a menudo fomenta el uso ineficiente de productos químicos y la generación de residuos peligrosos. Este enfoque obstaculiza la innovación y provoca el manejo insostenible de productos químicos.

El Chemical Leasing es una herramienta que nos acerca a la economía circular gracias a una nueva manera de pensar el consumo de químicos. Hoy te cuento qué es el Chemical Leasing y cómo puede ayudarnos a ser más circulares.

Qué es el chemical leasing

Chemical Leasing se basa en un enfoque alternativo que da vuelta el modelo de negocio: las ganancias no dependen de más volumen de producción, sino de menos.
En el corazón del modelo está la idea de que el éxito económico ya no depende del volumen de productos químicos vendidos, sino del servicio que está vinculado con los productos químicos. El consumo de productos químicos se convierte en un costo más que en un factor de ingresos.

En este modelo el proveedor no vende cantidades sino que vende el rendimiento y la función del producto químico. Es decir, consigue transformar la venta de un producto en la provisión de un servicio.

Por ejemplo, la función de la sustancia química podría ser limpiar o desengrasar una fibra, o proteger la tela del fuego. Entonces el cliente paga de acuerdo con las unidades funcionales, es decir, el número de prendas/kgs limpiadas o la extensión del área recubierta.

En nuestro contexto ya no hay duda de que el modelo de negocio basado en el rendimiento, Chemical Leasing, puede construir el argumento comercial para una gestión química sostenible al crear situaciones beneficiosas para los socios comerciales y el medio ambiente.

El modelo se sustenta en una fuerte cooperación entre socios y que se basa en la confianza mutua,

El arrendamiento de químicos no es arrendamiento

Este contenido está restringido a miembros. Si ya eres usuario, por favor, inicia sesión. Si aún no eres usuario, ¡regístrate!

Usuarios Existentes Entrar
   
Registro de Nuevo Usuario
*Campo Obligatorio
Powered by WP-Members