jean-biodegradable-compostable

¿Puede el denim biodegradable acabar con el problema del residuo textil?

Publicado el 3 - diciembre , 2019

La industria de la confección tiene un problema de desperdicio de proporciones épicas. Según la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. Cada año, solo los estadounidenses arrojan 32 mil millones de libras de textiles a la basura con la misma facilidad que lo harían con una cáscara de plátano o una caja de jugo vacía. Eso equivale a un valor montañoso de 381,500 camiones cargados, o aproximadamente el 6 por ciento de todos los desechos sólidos municipales generados en el país.

Pero, ¿y si todo este residuo pudiera desaparecer? Esa es la pregunta inspiradora que propone la filosofía de Cradle 2 Cradle y que un pequeño movimiento de fabricantes de mezclilla están explorando.

El primer jean compostable de la historia

En 2015, Freitag, una marca suiza más conocida por fabricar bolsas con lona reciclada de camiones, estrenó el primer jean 100% compostable del mundo.

Este jean era parte de una línea de trabajo producida en Europa, con un diseño de cinco bolsillos que no contenía adornos de poliéster, hilos de nylon o mezclas de Lycra; solo fibras de fibra como el cáñamo y el lino. Los remaches estaban prohibidos y para abotonar, se evitó el plástico a favor de la nuez de tagua, el llamado «marfil vegetal».

La única excepción fue el cierre principal del pantalón, que exigía algo más robusto. «Durante mucho tiempo buscamos en vano un botón biodegradable resistente», dijo Elisabeth Isenegger, líder de relaciones públicas en Freitag. «Ahora está hecho de metal, pero puede desenroscarse y retirarse de la prenda al final de un ciclo de vida y reutilizarse en el siguiente».

Sostenibilidad duradera y resistente

La mezclilla de Freitag fue diseñada para ser resistente y durar mucho pero que a la vez se pudiera  mezclar en una pila de compost y se degradaba por completo en un par de meses, sin dejar ningún residuo dañino.

Las fibras se ajustan a los estándares más estrictos de Oeko-Tex, lo que significa que se utilizan productos químicos mínimos durante el cultivo y el procesamiento. «Vino del suelo y es 100% seguro devolverlo al suelo», dijo Isenegger.

Freitag no escogió el momento más fácil para desarrollar su jean. Desde la investigación y el desarrollo hasta la creación de una cadena de suministro que no existía antes, toda la operación duró cinco años, «con muchos altibajos en el camino». Pero, según la opinión de la empresa, cada segundo fue bien empleado. «Todos sabemos que el impacto ambiental de la industria textil convencional es masivo», agregó Isenegger. «La única solución será repensar la producción textil en su conjunto».

Los retos en la biodegradabilidad de los jeans

«Más recientemente, hemos visto un aumento en el uso de fibra sintética en la mezclilla, y esto retrasa significativamente la biodegradación», dijo Jesse Daystar, vicepresidente y director de sostenibilidad de Cotton Inc., la asociación comercial para productores e importadores estadounidenses de algodón. La proporción de jeans que incorporan fibras elásticas, aumentó del 44.7%en 2011 al 78.6%en 2018, y los que contienen algún grado de poliéster aumentaron más del doble del 18%en 2011 al 46.3% en 2018.

Pero no es solo la composición del denim en sí lo que puede retrasar su disolución. Los adornos, los hilos y el hardware también pueden interferir con el deslizamiento de la prenda hacia el olvido. «Al diseñar la biodegradabilidad, debe tener en cuenta las tasas de biodegradación de todos los componentes», agregó Daystar.

Este es un problema sobre el que el italiano Candiani está reflexionando. Su fábrica de mezclilla ya produce un textil biodegradable que comprende el 100% de algodón y tintes y acabados libres de residuos. El denim compostable, y especialmente el denim elástico compostable, es otro desafío, aunque Alberto Candiani, el gerente global de la empresa, dice que está «muy cerca» de ser cosa del pasado.

«Estamos trabajando con diferentes biopolímeros y fibras biosintéticas para que esto suceda, con el apoyo de universidades y científicos», dijo Candiani. El molino de producción planea adoptar un enfoque integral que no solo emplee la menor cantidad de agua, energía y productos químicos, sino que también se asegure de que los desechos generados puedan ser compostados para su uso como, por ejemplo, fertilizantes para la agricultura.

No es la panacea del residuo 0

Si bien la ropa biodegradable podría prometer aliviar a los consumidores de la culpa de contribuir a los vertederos ya sobrecargados, la realidad no es tan simple. «Varios factores, como la luz, el agua, el oxígeno y la temperatura, determinan la velocidad a la que ocurre esta biodegradación de los compuestos orgánicos», dijo Giusy Bettoni, CEO de C.L.A.S.S., una consultora eco-textil con sede en Milán.

Este es un cóctel que solo una instalación de compostaje industrial puede proporcionar, lo que quiere decir que los vertederos compactos y sin oxígeno ofrecen condiciones menos que óptimas para que la materia se descomponga.

Source Denim, una línea de jeans para hombres 100% algodón biodegradable fabricados en Los Ángeles, alienta a sus clientes a que envíen su denim, ya sea para reparaciones gratuitas o para que la marca pueda reciclar piezas que no se pueden usar.
La compañía descubrió que el diseño para la biodegradabilidad proporcionó beneficios que también se han derramado en otras áreas: al optimizar sus materiales, Source Denim pudo reducir su uso de agua en un 60 por ciento, el uso de químicos en un 50 por ciento y las emisiones de carbono en un 40 por ciento en comparación con mezclilla convencional.

Pero no te equivoques, la compañía produce sus jeans para llegar lejos, al menos durante el uso. Biodegradable no significa desechable o anti-herencia.

«Hemos creado los jeans para que sean duraderos, por lo que no es como si se derritieran bajo la lluvia dentro de un mes o algo así», dijo Soo-Rae Hong, fundador de Source Denim.

Pensar en la biodegradabilidad significa mirar la gestión del final de la vida útil a través de una lente más crítica. ¿Permanecerá una prenda en un vertedero durante los próximos mil años? De ser así, ¿por qué? ¿Qué se puede hacer al respecto?

«Al reducir los sintéticos también estamos limpiando la cadena de suministro», dijo Hong. «Simplemente priorizamos que nada, en términos de los materiales que hemos puesto en esos jeans, va a durar más que la humanidad».

Fuente: Sourcing Journal

Ester Xicota

Soy Ester Xicota y tengo más de 15 años apoyando organizaciones en su transición a la sostenibilidad. Trabajemos juntos para diseñar un plan de transformación a la sostenibilidad y la economía circular que sea rentable para tu empresa y positivo para la sociedad y el medio ambiente.

Notas relacionadas

carta abierta a la UE contra PEF en Green Claims Directive
Green Claims Directive: ¿Favoreciendo la Moda Rápida en Detrimento de Ganaderos y Agricultores?
influencers muestran cómo se hace la ropa
¿La nueva obsesión de TikTok? Las fábricas de moda
fatiga legislativa de sostenibilidad
La fatiga legislativa abruma a las organizaciones al reportar sostenibilidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies