cop28 dubai uae moda sostenible

La industria de la moda en la COP28: Se nos acabaron las promesas

Publicado el 14 - diciembre , 2023

La reacción a los resultados de la COP28 es dividida.

La conferencia comenzó con una nota positiva con la aprobación de un “fondo para pérdidas y daños” destinado a apoyar a las comunidades vulnerables y a las naciones en desarrollo que tienen retos gigantescos de adaptación al cambio climático. Sin embargo, las críticas son duras a las naciones “desarrolladas” ya que únicamente se han prometido 700 millones de dólares frente a los 400 mil millones de dólares estimados en daños causados por el cambio climático cada año.

Por el lado de la eliminación de combustibles fósiles, las expectativas para esta cumbre eran que se acordara una “eliminación” (phase out) de los combustibles fósiles que desbancara la “eliminación gradual” (phase down) impuesto manipuladoramente por China e India en la última COP.

La “eliminación” de los combustibles fósiles significaría poner fin por completo a la quema de combustibles fósiles mediante objetivos como alcanzar emisiones netas de carbono cero para un año específico. La “reducción gradual” de los combustibles fósiles implica reducir gradualmente la quema de combustibles fósiles sin establecer objetivos sobre la cantidad y el plazo para alcanzar el cero neto. Este fue el gran fracaso de la anterior COP por el cual el presidente de la cumbre pidió perdón en público entre lágrimas.

Después de ser evidente que no habría acuerdo con este lenguaje, se ha optado por cambiar las palabras. El texto final logró asegurar un consenso al modificar las palabras para aceptar una “transición” (”transition away”) de los combustibles fósiles. La conclusión: juegos de palabras que dejan amplias lagunas jurídicas por donde la industria de los combustibles fósiles puede filtrarse y ninguna propuesta de acción clara.

La situación en la industria de la moda es similar: promesas ambiguas y poca acción contundente. Hoy te hago un resumen de lo que pasó en estos 15 días y cuáles han sido las contribuciones y las omisiones de la industria de la moda.

La participación de la industria de la moda en la COP28

Los compromisos y anuncios son constantes en estos eventos y tampoco faltaron en la COP28:

  • Stella McCartney exhibió innovaciones en materiales, incluidas lentejuelas a base de celulosa y alternativas al cuero, y también abogó por un cambio regulatorio.
  • Bestseller y H&M Group se comprometieron a invertir en un importante proyecto eólico marino en Bangladesh,
  • Apparel Impact Institute anunció el lunes que HSBC estaba comprometiendo 4,3 millones de dólares durante tres años al Fashion Climate Fund de la organización, destinado a identificar y ampliar herramientas para Reducir las emisiones de carbono en la cadena de suministro.
  • LVMH anunció una iniciativa para reducir la huella de carbono de sus tiendas minoristas;
  • La Camera Nazionale della Moda Italiana organizó un evento paralelo “para presenciar y profundizar, frente a una audiencia internacional, el compromiso de la moda italiana con las prácticas sostenibles” en colaboración con la Alianza de las Naciones Unidas para la Moda Sostenible;
  • COP28 celebró un desfile de moda que mostró creaciones de marcas centradas en la acción colectiva
  • Las principales organizaciones de defensa, incluidas Fashion Revolution, Stand.earth, Eco-Age, Action Speaks Louder y Transformers Foundation, presentaron a la COP28 un conjunto de demandas dirigidas a las marcas y a los responsables políticos.

Ahora bien, estimo que la industria ha emitido más carbono en sus viajes a Dubai de lo que será capaz de compensar en los próximos años con estas medidas.

Veamos su trabajo en esta materia.

 

La industria de la moda y los combustibles fósiles

En los últimos años hemos tenido grandilocuentes compromisos en materia de energía con la Carta para la Acción Climática en 2018 como en su actualización de sus compromisos en la COP26. Pero, según Stand.Earth, no ha habido avances significativos en estos compromisos y la industria sigue fuera de la senda del 1,5ºC.

De las 14 principales marcas de moda analizadas (todas ellas firmantes de la Carta de la Moda de las Naciones Unidas), 9 informaron de una disminución general de las emisiones entre 2018/2019 y 2022. Sin embargo, según el estudio, solo cuatro de las marcas: Levi’s, Kering, Ralph Lauren y Gap reducirán las emisiones lo suficiente para 2030 como para estar en línea con el objetivo. Mientras tanto, las emisiones de fabricación –donde hay que hacer gran parte del trabajo– siguen aumentando en 10 de las marcas analizadas.

Quizás lo más sorprendente es que las marcas de moda rápida mostraron el progreso general más constante hacia la reducción de emisiones, mientras que las marcas de lujo, de deporte y de outdoor mostraron los cambios más dramáticos a corto y largo plazo

Chanel, LVMH y lululemon están viajando peligrosamente en la dirección equivocada, ya que de hecho aumentaron sus emisiones de fabricación por encima de su año base de 2019, lo que indica que estos íconos del lujo y el athleisure deben actuar rápidamente para priorizar a las personas y al planeta por encima de sus ganancias. Conoce el Fossil Free Fashion Scorecard para saber más.

 

Alineación de objetivos de Alcance 3 de marcas con 1,5°C
Alineación de objetivos de Alcance 3 de marcas con 1,5°C

 

Estos datos van en línea con el informe anual sobre materiales de Textile Exchange, también presentado durante la Cop28, que detalla que la producción de fibras sintéticas vírgenes de origen fósil aumentó de 63 millones de toneladas a 67 millones de toneladas en 2022, y que el poliéster representa el 54% de todas las fibras producidas.

“Todos tenemos esta fatiga de la sostenibilidad porque tenemos todas estas grandes empresas que prometen, prometen y piensan que estamos avanzando. En realidad estamos parados, estamos parados con la ilusión de movimiento, pero no nos movemos en absoluto”, dice Muchaneta Ten Napel, presidenta de Cultura y Cultura de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

 

El reto por delante: colaborar con otras industrias

Según los expertos consultados por Vogue Business, la industria no ha demostrado estar comprometida con el ritmo y la escala de cambio necesarios.

“Es un enfoque muy parecido al caballo de Troya: estaremos allí, pero no estamos allí. [Las empresas están ahí para proteger sus] intereses comerciales, no para cambiar la industria” dice Muchaneta Ten Napel, responsable de la Taskforce de Industrias Creativas y Culturales de la United Nations Framework Convention on Climate Change (UNFCCC) y profesora en London College of Fashion.

Muchos de los que operan tanto dentro como fuera de la moda no parecen dispuestos a reconocer cuán intrincadamente conectado está con tantas otras industrias y desafíos ecológicos, desde la agricultura y el transporte hasta la salud de los océanos y los derechos territoriales de los indígenas. Una oportunidad clave que representa un evento como la COP es aprender de todos esos otros sectores e interactuar con ellos para comprender cómo pueden mejorar sus propias prácticas y al mismo tiempo establecer vínculos con otras empresas, formuladores de políticas y activistas para educarlos y desempeñar un papel en el desarrollo de soluciones.

En los espacios plenarios de la COP había conversaciones sobre los derechos territoriales de los indígenas, el desplazamiento de las comunidades indígenas y la industria petrolera, pero la moda no estaba presente. También había paneles sobre las conexiones entre la biodiversidad, el clima y el papel de la cultura en la preservación de ambos.

“Existe una desconexión enorme entre la industria representada en la COP y la realidad del impacto de la industria. En cada conversación, ya sea sobre los derechos territoriales de los indígenas, la eliminación gradual de los combustibles fósiles o los plásticos y la contaminación de los océanos, nuestra industria tiene [potencial para aprender de] estas soluciones, y debemos estar presentes para hablar sobre nuestras propias contribuciones a estas soluciones y a estos desafíos. Todo está conectado”, mencionó Samata Pattinson, directora ejecutiva de la organización de sostenibilidad cultural Black Pearl y anteriormente Director ejecutivo de la organización sin fines de lucro Red Carpet Green Dress.

Según Pattinson, la moda no sólo tiene que mejorar sus propias operaciones, sino que también tiene un papel que desempeñar en la configuración de los valores culturales para que pensemos y prioricemos la sostenibilidad de manera más inherente.

Moda y agricultura

El pensamiento aislado es una limitación no sólo en la forma en que las empresas y las industrias abordan los desafíos que enfrentan, sino también en sus tasas de éxito al abordarlos, añade Nicolaj Reffstrup, cofundador de Ganni. «Generamos una gran cantidad de carbono, pero nunca se nos escucha en las discusiones sobre agricultura regenerativa; no participamos en esa [conversación] ni en la formulación de políticas al respecto, ni en los productos químicos ecológicos ni en cualquier otra industria que pertenezca a lo que hacemos»

“Ese es un problema al que nos enfrentamos a diario. Si vamos a asumir toda la responsabilidad de la cadena de suministro, que está prácticamente totalmente subcontratada y es opaca, ¿cómo podemos hacerlo si no somos parte del ecosistema completo?

La agricultura industrial es un importante contribuyente al cambio climático, la deforestación y la pérdida de biodiversidad, y fue un tema clave en la COP28. La moda no apareció por ninguna parte en las conversaciones.

Moda, finanzas y naturaleza

El 4 de diciembre, algunos bancos multilaterales de desarrollo del mundo firmaron una declaración conjunta y lanzaron un grupo de trabajo global para impulsar el financiamiento soberano vinculado a la sostenibilidad para la naturaleza y el clima. El grupo de trabajo está dirigido por el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Financiera Internacional de Desarrollo de EE. UU. y tiene como objetivo reducir la brecha de financiamiento entre los países ricos y más pobres que bloquea la conservación efectiva de la biodiversidad en el Sur Global proporcionando soluciones fiscales a largo plazo.

Es importante que la moda preste atención a la conexión entre el clima, la conservación de la naturaleza y las finanzas globales. Algunas marcas como Kering, LVMH e Inditex, ya están invirtiendo en conservación, pero se necesita mucho más, tanto para que la moda reduzca o mitigue sus propios impactos en el ecosistema como para asegurar futuras cadenas de suministro para sus propias operaciones.

“Creo que las marcas ya están experimentando interrupciones en la cadena de suministro debido al cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Se reconoce que parte de tener cadenas de suministro seguras en el siglo XXI es la ampliación de los materiales de próxima generación y, en paralelo, ayudar a estabilizar los sistemas planetarios. La conservación de la naturaleza es parte integral de eso”, dice Nicole Rycroft, fundadora y directora ejecutiva de Canopy.

 

Menos promesas y más acción

La lista de temas en los que la moda debe involucrarse (y perdió la oportunidad de hacerlo en la COP) continúa: minería; uso y conservación del agua; gestión de productos químicos y control de la contaminación; resiliencia y adaptación al clima; transporte y logística sostenible; y responsabilidad social y derechos laborales.

Participar en estas conversaciones es lo que permitiría a la industria comprender su verdadero impacto, encontrar aliados para la transició y conseguir transformaciones sistémicas y sistemáticas a nuevos modelos.

Si no ampliamos la visión, no nos relacionamos con todos los sectores y no arriesgamos, no vamos a ir a ningún lado en los próximos años más que a un mundo extremadamente más caliente, más inestable y más pobre.

 

 

Fuentes principales:

Ester Xicota

Soy Ester Xicota y tengo más de 15 años apoyando organizaciones en su transición a la sostenibilidad. Trabajemos juntos para diseñar un plan de transformación a la sostenibilidad y la economía circular que sea rentable para tu empresa y positivo para la sociedad y el medio ambiente.

Notas relacionadas

inundaciones asia cambio climatico y moda textil
Detalle de los impactos (y los costos) del cambio climático en los principales países productores de prendas de vestir
slavery work uigur fashion
Productos de moda hechos con trabajo forzoso uigur podrían estar entrando en el mercado de la UE
legislación sostenibilidad y moda USA
Los legisladores en Washington se proponen luchar contra el impacto ambiental del fast fashion

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies