Londres y Nueva York, capitales de la moda tecnológica


En la esfera de la moda tecnológica a nivel global, dos grandes ciudades destacan: Londres y Nueva York. ¿Qué elementos propician que estas ciudades sean referente en el mundo de la moda y la tecnología? ¿Cuáles son las claves del éxito?

Londres y Nueva York son dos ciudades con ecosistemas emprendedores que han producido gran número de negocios que fusionan moda y tecnología. Cada uno de ellos está en diferentes estados y desarrollo, desde Rent The Runway y Bonobos en Nueva York a Farfetch, Lyst o Cute Circuit en London.

El análisis de la escena tecnológica y de moda de ambas ciudades nos permite entender los elementos clave que aseguran un ecosistema productivo y beneficioso para el nacimiento y crecimiento de negocios de moda tecnológica.

¿Cuáles son los elementos del entorno que promueven el nacimiento y crecimiento exitoso de una start-up de moda tecnológica?

 

1.    Entorno referente en el mundo de la moda

Para crear un negocio de moda exitoso es esencial encontrarse en un entorno que fomente la creatividad, la experimentación. La existencia de una comunidad creativa activa y dispuesta a colaborar e intercambiar experiencias así como un entorno competitivo y activo son esenciales  para el nacimiento de nuevas ideas y propuestas.

En este sentido, tanto Nueva York como Londres son referentes en el sector de la moda.  Ambas albergan a dos de las 4 principales Fashion Week mundiales.

Por lo que se refiere a la sociedad y la industria, cada consumidor de Gran Bretaña gasta alrededor de 900€ al año en moda, por encima la media europea (UE-27) de 700€. La industria de la moda y el textil emplea en el país alrededor de 600.000 personas, haciendo de Gran Bretaña el 3r empleador de la UE-27 sobrepasado solo por Italia y Alemania. (1)

En Nueva York, la industria textil y de moda únicamente de la ciudad, emplea alrededor de 180.000personas, representando el 6% de la fuerza de trabajo de la ciudad. Alrededor de 900 empresas de moda tienen su sede en la ciudad (2012).  (2)

New-York-Fashion-Week

 

2.    Son un hub de talento tanto en moda como en tecnología

Nueva York y Londres son la sede de escuelas de moda de nivel internacional desde Central Sin Martins a Parsons, que producen el talento necesario para crear negocios exitosos en moda.

También ambas son reconocidas como “tech-hubs” proveyendo a los negocios de moda con talento tecnológico. De esta intersección nacen proyectos como Cute Circuit, una de las empresas de moda tecnológica referentes en London.

Empresas como Facebook, Google e Intel han invertido en tener una presencia fuerte en Londres mientras que Nueva York es la sede de  las compañías tecnológicas más grandes del mundo, incluyendo varios gigantes de Silicon Valley.

fashion-tech-cute-circuit
Vestido de Cute Circuit

3.    Nutrida comunidad de inversores especializados

Al iniciar un negocio, y especialmente si este implica investigación,  es esencial con los fondos para poder hacerlo. Cuando el negocio se prueba exitoso se requiere el apoyo de inversores que tomen el riesgo por el negocio y le den el capital necesario para expandir. Pero no solo eso, los inversores pueden proporcionar conocimiento y coaching al equipo gestor que puede ser muy valioso para el emprendimiento.

Ya sean inversores ángel, fondos de capital semilla o fondos de capital riesgo, la existencia de una comunidad de inversores es esencial para el nacimiento y crecimiento de proyectos de moda y tecnología.

En Inglaterra, a inicios de este año, nació Felix Capital, un fondo de 120millones de dólares de capital riesgo  para financiar start-ups europeas del sector de la moda y lifestyle.

Por su lado, en Nueva York, compañías como RRE Ventures, Stripes Group, 14W e inversores individuales como Andrew Rosen  (CEO de Theory) invierten de manera genérica o especializada en start-ups de moda tecnológica.

felix-capital-moda-tech

4.    Apoyo gubernamental para facilitar y apoyar la creación de negocios de moda tecnológia

El apoyo gubernamental configura un elemento adicional para la creación de startups de cualquier tipo. Este apoyo puede darse de diferentes maneras, ya sea con incentivos fiscales, ofrecimiento de fondos o creación de espacios de apoyo, networking y conocimiento para el sector.

Los gobiernos tanto nacionales como locales de Londres y Nueva York han estado apoyando el desarrollo de la escena tecnológica de estas grandes ciudades.

En 2010, el alcalde de Londres Boris Johnson y el gobierno de Gran Bretaña lanzaron Tech City, un programa de apoyo para emprendedores tecnológicos que busca ser el Sillicon Valley de Europa. Otra iniciativa es el London’s Tecnology Strategy Board también proporciona dinero público a este tipo de emprendimientos.

Por su lado, los emprendimientos de moda tecnológica de Nueva york pueden apoyarse en el New York Fashion Tech Lab, un partenariado público privado que busca promover la innovación en el sector. Además, la Ciudad de Nueva York ofrece reducciones de impuestos a las compañías tecnológicas. En octubre de 2015, gracias a un partenariado publico-privado, nació Digital.nyc, un ecosistema online que promueve la escena tecnolígica y de emprendimiento de la ciudad.

london

¿Cuál de las dos ciudades es la líder en el sector de la moda tecnológica?

Según la opinión de Carmen Busquets, inversora en Net-a-Porter, Lyst y Moda Operandi, Londres es el lugar ideal para start-ups ya que tiene un espíritu más paciente en lo que se refiere a inversores en equity y capital risgo. Estos inversores ofrecen más tiempo para perfeccionar las ideas de negocio de lo que lo hacen los inversores de Nueva York. Además, los boards de las compañías tienden a involucrarse más en el negocio como verdaderos socios junto con el equipo gestor.

carmen-busquets

En su percepción, los inversores de Nueva York tienen la filosofía de “go big or go home” lo que proporciona grandes cantidades de capital para que las compañías crezcan rápida y agresivamente y proporcionando grandes libertades para el equipo gestor.  Pero esta estrategia, a pesar de generar un gran crecimiento inicial, enmascara debilidades en el negocio y minan la capacidad del equipo gestor para madurar.

En muchos casos, los fundadores manejan avariciosamente negocios que rápidamente valen cientos de millones de dólares con poco apoyo de un board experimentado lo que ocasiona errores típicos de una star-up.

Según Busquets, es más probable que una start-up fracase en Estados Unidos que en Gran Bretaña debido a un crecimiento demasiado rápido o a un equipo gestor demasiado costoso.

Por otro lado, Andy Dunn, co-fundador y CEO de Bonobos considera que la capital de la moda tecnológica inicialmente fue Londres pero en la actualidad es Nueva York. La calidad tecnológica del talento y el fácil acceso al capital que existe en Nueva York ha acelarado la creación de marcas importantes.

Andy-Dunn-Bonobos

Según Dave Gilboa, Co-Fundadore y Co-CEO, de Warby Parker, Nueva York es única a nivel global en ser el punto de intersección de diversas industrias (moda, diseño, negocios, tecnología y medios) que son claves para crear una comunidad creativa y colaborativa que fortalezca los negocios de moda tecnológica.

Si bien es difícil definir cuál es la capital de la tecnología a nivel global, sí está claro que cualquiera de las dos tienen un ecosistema amigable para ello.

Los elementos clave del entorno, conjuntamente con los propios de cada startup (idea, modelo de negocio, equipo, planificación, etc) contribuyen a generar un ecosistema propicio para el nacimiento  y crecimiento exitosos de proyectos y empresas de moda tecnológica.

¿Qué ciudad de América Latina es la referente en moda tecnológica?

Artículo basado en  New York vs London: Which Is the World’s Fashion-Tech Capital? 

 

¿Quieres saber cómo hacer más sostenible tu negocio?

Suscríbete a mi newsletter Contáctame

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *