state-of-fashion-2020

McKinsey y BOF presentan el Informe sobre el estado de la moda 2020

Publicado el 17 - diciembre , 2019

El cuarto informe anual sobre el estado de la moda de The Business of Fashion y McKinsey & Company pronostica una desaceleración del crecimiento de la industria por segundo año consecutivo y subraya un estado de ánimo de ansiedad y preocupación entre los altos ejecutivos de la moda.

Los líderes de la moda no esperan con ansias el 2020. El estado de ánimo predominante entre los encuestados es de ansiedad y preocupación. A diferencia del año pasado, cuando había focos de optimismo en América del Norte y dentro del segmento de lujo, ahora vemos pesimismo en todas las geografías y niveles de precio. Para complicar más las cosas, aunque sabemos que las perturbaciones externas continuarán, no sabemos qué forma tomarán.

El McKinsey Global Fashion Index (MGFI) pronostica que el crecimiento de la industria de la moda mundial se ralentizará aún más, hasta un 3% a 4%, ligeramente por debajo del crecimiento previsto para 2019.

Las tendencias que detalla el informe se enmarcan en un contexto de polarización y de dudas sobre el mercado chino:

Un mercado polarizado

La polarización persiste y los «Super Ganadores», los 20 mejores jugadores por ganancias económicas, representan más que la ganancia económica combinada de toda la industria. No solo son altamente creativos y de gran escala, sino que a menudo son pioneros de la innovación en la industria a través de sus gamas de productos y la interacción con los consumidores.

También están mejor posicionados para atraer los recursos y el talento limitados de la industria, mientras que otros corren el riesgo de quedarse atrás. Una proporción cada vez mayor de empresas de moda que cotizan en bolsa son en realidad «destructores de valor» ya que acumulan ganancias económicas negativas.

En un mercado de «el ganador se lleva todo», las implicaciones para los rezagados son preocupantes. La volatilidad está aquí para quedarse, por lo que las compañías de moda deben tomar medidas para ser más resistentes, construir una comprensión profunda de los riesgos que enfrentan y considerar acciones estratégicas para minimizarlos. Todo esto requerirá líderes que tomen decisiones rápidas en un entorno de gran incertidumbre.

China sí o China no

Si bien China sigue presentando una oportunidad lucrativa para muchos jugadores de moda locales y globales, algunas empresas corren el riesgo de volverse demasiado dependientes en el mercado. Además, la guerra económica entre Estados Unidos y China y el aumento de los costes laborales hace re dirigir las miradas para explorar mercados más allá de China, incluyendo India, Sudeste de Asia, Medio Oriente y Rusia.

Para abordar mejor los temas del consumidor el próximo año, las empresas deberían centrarse en comprender claramente cómo utilizar mejor los nuevos canales y funciones de redes sociales, cómo optimizar sus redes de tiendas y su experiencia, y cómo ofrecer mejor el cambio de la industria hacia una mayor sostenibilidad.

Si bien no se espera que 2020 sea fácil, será significativamente más desafiante para algunas compañías que para otras. De hecho, el próximo año requerirá que las compañías de moda ofrezcan cambios significativos en la cadena de valor y en múltiples frentes al tiempo que mitigan el riesgo y gestionan la incertidumbre.

Los 10 temas que marcarán la agenda de la industria en 2020:

1. En alerta máxima

Se recomienda precaución continua para el próximo año, ya que el aumento de la agitación subyacente podría alterar las relaciones entre las economías de mercado desarrolladas y las emergentes. Los indicadores de riesgo de recesión están impulsando a las empresas de todas las industrias a desarrollar acciones de resiliencia y planificar otros riesgos macro como la inestabilidad geopolítica y la inflamación de las tensiones comerciales.

2. Más allá de China

China continuará brindando oportunidades emocionantes y desempeñará un papel de liderazgo en la industria mundial de la moda, pero el mercado está resultando más difícil de descifrar de lo que las marcas anticiparon. A medida que algunas empresas exitosas se vuelven demasiado dependientes de China, las compañías deberían considerar extender su riesgo expandiéndose a otras geografías de alto crecimiento.

3. Next Gen Social

A medida que los modelos de compromiso tradicionales luchan en las plataformas de redes sociales establecidas, las marcas deberán repensar su estrategia y encontrar formas de maximizar su retorno del gasto en marketing. El contenido que atraiga la atención será clave, desplegado en la plataforma adecuada para cada mercado, utilizando llamadas a la acción persuasivas y, siempre que sea posible, un enlace continuo para pagar.

4. En el barrio

La demanda de conveniencia e inmediatez de los consumidores está impulsando a los minoristas a complementar las redes existentes de ladrillo y mortero con tiendas de formato más pequeño que cumplan con los clientes donde sea que estén y reduzcan la fricción en el viaje del cliente. La fórmula ganadora contará con experiencias en la tienda y surtidos localizados en vecindarios y suburbios más allá de las principales calles comerciales.

5. La protección del ambiente primero

La industria mundial de la moda consume mucha energía, es contaminante y derrochadora. A pesar de algunos progresos modestos, la moda todavía no se ha tomado sus responsabilidades medioambientales lo suficientemente en serio. El próximo año, las empresas necesitan dejar los tópicos y ruido promocional para enfocarse en acciones significativas y cumplir la legislación. Solo así serán capaces de satisfacer la demanda de los consumidores por un cambio transformador.

6. Revolución de materiales

Las marcas de moda están explorando alternativas a los materiales estándar de hoy en día, con jugadores clave centrados en sustitutos más sostenibles que incluyen redescubiertos y rediseñados favoritos antiguos, así como materiales de alta tecnología que brindan estética y funcionalidad. Esperamos que la I + D se centre cada vez más en la ciencia de materiales para nuevas fibras, textiles, acabados y otras innovaciones de materiales que se utilizarán a escala.

7. Cultura inclusiva

Los consumidores y empleados están presionando cada vez más a las empresas de moda para que se conviertan en defensores proactivos de la diversidad y la inclusión. Más empresas elevarán la diversidad y la inclusión como una prioridad más alta, la integrarán en toda la organización y contratarán roles de liderazgo dedicados, pero las iniciativas de las empresas también serán objeto de un escrutinio creciente en términos de sinceridad y resultados.

8. Retadores transfronterizos

Las marcas de moda y los minoristas establecidos se enfrentarán a la creciente competencia de los nuevos competidores asiáticos, a medida que los fabricantes y las PYMES abandonen sus roles tradicionales y vendan directamente a los consumidores globales. Se espera una mayor competencia de jugadores hasta ahora desconocidos en la cadena de suministro asiática que diseñan artículos populares para vender en todo el mundo a precios asequibles utilizando las plataformas de comercio electrónico.

9. Convenciones no convencionales

Las ferias comerciales tradicionales deben responder al aumento de la actividad directa al consumidor, los ciclos de moda más cortos y la digitalización adoptando nuevos roles y ajustando a su público objetivo. En un intento por diferenciarse, o incluso para sobrevivir, más de estos eventos agregarán atracciones B2C o lanzarán nuevos servicios y experiencias para mejorar las relaciones con su audiencia B2B tradicional.

10. Recalibración digital

Las valoraciones de las empresas de moda digital han alcanzado niveles vertiginosos y, a pesar de una gran cantidad de OPI de alto perfil y empresas privadas que alcanzan el estatus de unicornio, el sentimiento de los inversores está empeorando. La aprensión de los inversores está creciendo tanto para minoristas puramente online hasta por marcas directas a el consumidor y otros modelos comerciales digitales.

 

 

 Aprende cómo hacer moda sostenible de manera
rentable

[yikes-mailchimp form=»1″]

 

Ester Xicota

Soy Ester Xicota y tengo más de 15 años apoyando organizaciones en su transición a la sostenibilidad. Trabajemos juntos y diseñaremos un plan para que tu empresa sea parte de la economía circular. Así, por fin, tendrás el apoyo que necesitas para hacer más sostenible tu empresa y, a la vez, aprovechar todas las oportunidades de negocio que se están abriendo en el mercado.

Notas relacionadas

Estrategia de sostenibilidad_ 5 componentes esenciales
Los 5 elementos de una estrategia de sostenibilidad efectiva
Ahorra 26mil millones de dólares siendo sostenible
Puedes ahorrar 26 mil millones de dólares si transformas tu marca de moda a la sostenibilidad,
¿Qué es una estrategia de sostenibilidad y por qué es importante diseñar una?
¿Qué es una estrategia de sostenibilidad y por qué es importante diseñar una?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies