The Times investigation on models exploitation from refugee camps

Del campo de refugiados a la pasarela. Cómo las agencias reclutan modelos en nombre de la diversidad

Publicado el 27 - noviembre , 2023

¿Estamos todos de acuerdo que necesitamos más diversidad en las pasarelas verdad? Hoy te cuento cómo la industria consigue transformar un objetivo tan noble e importante en un esquema despreciable para explotar a las personas más indefensas del planeta.

Una investigación del Sunday Times muestra como las agencias de modelos están reclutando jóvenes que han huido de países africanos devastados por la guerra y viven en la pobreza extrema. Las llevan en avión a Europa para participar en castings de moda, y algunas regresan a los pocos días o semanas, a menudo cargadas de deudas.

Este es un artículo que traduce y resume la publicación de The Times y las reacciones de la industria al descubrir estas prácticas.

Hace unos años, las exportaciones de modelos más exitosas eran de Australia, Rusia y Europa del Este en general. Eran rubias de ojos azules o morenas de piel de porcelana. Pero hoy, la sensación en el escenario internacional son las supermodelos africanas de color negro azabache y extremidades imposiblemente largas. La mayoría de ellas son sudanesas que llegaron al país como niños refugiados huyendo de la guerra civil en Sudán del Sur.

Estos niños y niñas refugiados sudaneses se han convertido en una fuerza en el modelaje internacional, liderado por la sensación adolescente Adut Akech Bior, a medida que la moda ha abrazado la diversidad.

Achol Malual Jau 2
Achol Malual Jau después de estar en la pasarela, ahora de retorno

 

¿Quiénes son las nuevas modelos de las pasarelas?

Achol Malual Jau caminó con confianza por la pasarela de la Semana de la Moda de Londres de 2023. La modelo sursudanesa, de 23 años, que había practicado durante meses caminar con tacones en su campo de refugiados, describió su experiencia en el desfile de febrero como “increíble”. Sin embargo, apenas cinco meses después, Jau estaba de regreso en el campamento en Kenia y el programa que creía que consolidaría su carrera como modelo en un recuerdo lejano. “Trabajé duro pero regresé sin dinero. Mucha gente piensa que tengo dinero porque fui a Europa; yo digo que no tengo nada”, dijo Jau desde la cabaña que comparte con su familia en el campo de refugiados de Kakuma.

Achol Malual Jau moda refugiados explotación
Achol Malual Jau 2023

La modelo sudanesa-australiana Adut Akech Bior en una prueba de Chanel en París. Foto

En 2018, Bior fue nombrada modelo del año por la autoridad de la industria del modelaje en línea models.com y los premios Australian Fashion Laureate; incluida en la lista The Business of Fashion BoF 500 de impulsores y agitadores que están dando forma a la industria de la moda; y figura en la lista de la revista Time entre sus 25 adolescentes más influyentes de 2018.

 

Adut Akech Bior en la portada de la edición de Abril 2019 de Vogue Paris.
Adut Akech Bior en la portada de la edición de Abril 2019 de Vogue Paris.

Ha aparecido en las portadas de las ediciones de Vogue de París, Italia, Gran Bretaña, Australia y Corea, ha desfilado para casi todas las marcas de lujo importantes y ha reservado campañas para Saint Laurent, Valentino, Fendi, Versace, Moschino, Coach y Chanel Beauty. ACNUR ha señalado los logros de Bior en sus materiales promocionales, y la propia Bior utiliza sus canales de redes sociales –incluida su cuenta de Instagram, que tiene más de 430.000 seguidores– para llamar la atención sobre la difícil situación de los refugiados.

Adut Akech Bior en la portada de la edición de Abril 2019 de Vogue Paris.
Adut Akech Bior en la portada de la edición de Abril 2019 de Vogue Paris.

Pero Adut no es la única modelo sudanesa que desfila en las pasarelas. Duckie Thot, Zac Panyar, Sabah Koj y Prince Del son algunos ejemplos de modelos masculinos y femeninos que triumfan en las pasarelas internacionales.

Sabah Koj en el desfile de alta costura de Valentino en París en enero de 2019.
Sabah Koj en el desfile de alta costura de Valentino en París en enero de 2019.
Prince Del - 1883 Magazine
Prince Del – 1883 Magazine

¿Cómo funciona el proceso?

El proceso que siguen estas modelos no difiere tanto de cómo llegaban las modelos del Europa del Este o Rusia.  Pero el inicio del proceso en este caso es especialmente triste. Los y las potenciales modelos son ubicados en Kakuma, en la región noroeste de Kenia

 

Kakuma es un campo de refugiados construido en 1992, está dirigido por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y alberga a 280.000 personas. Esto es más de la mitad de Sudán del Sur, el país más pobre del planeta, donde la guerra civil y tribal ha matado y desplazado a millones.

El campo alberga a refugiados de varios países devastados por la guerra en África Oriental y Central. El extenso campamento de 15 millas tiene 55 escuelas y está repleto de tiendas que venden ropa, artículos para el hogar y alimentos. Los refugiados viven en casas de adobe con techos de chapa ondulada. Los baños son agujeros en el suelo, la ducha se hace con cubos y la comida se cocina al fuego. Sábanas y lonas sucias actúan como límites entre las casas. La electricidad es escasa y el agua potable está racionada.

Kakuma , campo refugiados kenia
Kakuma , campo refugiados kenia

 

La amenaza de la malaria, el cólera y la fiebre tifoidea es constante, la pobreza es extrema y muchas mujeres jóvenes soportan matrimonios forzados. Las raciones de alimentos se han reducido recientemente en un 40%, y muchas personas sobreviven con una sola comida al día. Los refugiados deben permanecer en el campamento a menos que tengan un permiso de trabajo o un permiso del gobierno para salir, pero se les permite ingresar a Kakuma Town, al lado del campamento, donde hay barreras policiales para entrar y salir.

kakuma pobreza
kakuma pobreza

En estas condiciones es que el proceso tiene lugar. En el campamento, agentes locales buscan talentos recorriendo el terreno o las cuentas de Instagram de los refugiados. Las agencias aprovechan la desesperación de estos jóvenes y prometen grandes resultados sin mencionar que existe una alta probabilidad de que no lo consigan y deban volver al punto de partida, sin dinero, con deudas y sin perspectivas.

Los exploradores locales buscan talentos y envían fotografías a líderes europeos a miles de kilómetros de distancia, mientras algunos rastrean las cuentas de Instagram de los refugiados.

 


En las escuelas de Kakuma, algunos alumnos han desaparecido de las clases. Elizabeth Ndegwa, directora de la escuela secundaria Starlight, dijo que conoce a cinco niñas elegidas recientemente para ir a Europa. El modelaje les ha “lavado el cerebro”, dijo. “Hace que no se concentren en sus estudios”.

Los modelos que superan la primera ronda de reclutamiento reciben un permiso de trabajo o permiso del gobierno para abandonar el campo de refugiados y son llevados a Nairobi, donde se les entrega un pasaporte y una visa y se les reserva un vuelo a Europa. Allí los alojan y les dan una bolsa de entre 70 y 100 euros semanales para comida y gastos. Las modelos permanecen en Europa durante algunas semanas, pero si no consiguen suficiente trabajo remunerado o no son consideradas aptas, regresan a Kenia. Por cada modelo que consigue quedarse en Europa muchos otros regresan al campo porque se les considera demasiado desnutridos o inexpertos para el trabajo.

Mari Malek es una exitosa modelo sursudanesa y ex refugiada que ahora vive en Nueva York.
Mari Malek es una exitosa modelo sursudanesa y ex refugiada que ahora vive en Nueva York.

Una modelo adolescente describió cómo fue “descubierta” en el campamento y llevada en avión a París, donde la consideraron demasiado desnutrida para trabajar y la llevaron de regreso después de sólo seis días. Otra dijo que firmó un contrato que apenas entendía y que la enviaron a París y regresó al campo después de 17 días. Posteriormente recibió un documento en el que se detallaba que le debía más de 2,000 euros a su agencia. Jau pasó seis meses en Europa entre septiembre pasado y marzo de este año. El balance de su viaje a Europa mostraba que tenía una deuda de unos 3.000 euros.

La industria opera con un sistema de deuda. Las agencias europeas financian visas y vuelos, que normalmente deben reembolsarse cuando el modelo empieza a ganar dinero. Entonces, si una modelo es rechazada, por cualquier motivo, o no gana lo suficiente, no sólo regresa a su posición inicial, sino que termina con una gran deuda con la agencia.

La madre de Akuach Yol, de 50 años, dijo: “Achol se fue al extranjero para intentar cambiar la vida de la familia, pero el camino de regreso es muy doloroso para mí. Los refugiados pasan por una vida dura. Ella nunca consiguió lo que buscaba, por lo que todavía estamos en el mismo estado y sufriendo como antes”.

Otra chica refugiado de 19 años, Nyawal Puot Chuol describe haber sido trasladada en avión a París en septiembre pasado con otros dos refugiados, de 18 y 21 años.

Nyawal Puot Chuol, en el centro, con otras aspirantes a modelo
Nyawal Puot Chuol, en el centro, con otras aspirantes a modelo

Un sello en su pasaporte muestra que llegó a París el 7 de septiembre y regresó a Kenia el 13 de septiembre. Women 360 añadió que está «muy orgulloso de apoyar a modelos de todos los orígenes» y representa una «gama diversa de modelos».

En una entrevista en su casa en Kakuma, dijo en un inglés entrecortado: “Un hombre que trabajaba para Women 360. Me dijo: ‘Tu cuerpo es demasiado débil’”. “Me dijo: ‘Eres débil para el trabajo’ y si no modelo no recibiré dinero y no tienen tiempo para ayudarme. «No tuve ninguna oportunidad», añade. “Se sintió realmente mal. No tengo poder”.

Un portavoz de Women 360 dijo: “Nuestras investigaciones internas muestran que Nyawal había volado a París con un certificado médico de un médico de Nairobi que afirmaba que estaba apta para trabajar.”

Yves-Constant de Luna, director ejecutivo de la agencia Dyves, dijo que se había ocupado de Chuol, comprándole una tarjeta SIM, pasta de dientes y ropa interior, llevándola al supermercado y dándole dinero de bolsillo. La enviaron de regreso, dijo, debido a su “falta de práctica” y su incapacidad para desfilar en la pasarela, y agregó que no tenía “tiempo para entrenar a una modelo en vísperas de los castings”. “Cada año perdemos cientos de miles de euros y libras en París y Londres por avances de modelos irrecuperables. Esto concierne a todos los modelos de cada nación, no sólo a los refugiados de África”.

Una vez estas modelos consiguen el éxito, éste no es todo lo que esperaban. Alak Deng, una modelo internacional de Sudán del Sur recurrió en 2019 a las redes sociales para narrar las dificultades que tiene ser modelo. Crecer no fue un paseo por el parque para Alak. Su familia fue víctima de la guerra civil en Sudán del Sur y huyó a Kakuma, en el norte de Kenia, donde pasaron tres años como refugiados. Llorosa, recurrió a Instagram para compartir lo estresante que es la vida como modelo, expresando pensamientos suicidas y culpando a algunas de las personas con las que trabaja. “La gente que trabaja contigo te dice constantemente que eres una persona horrible. Si me suicido, debes saber que es por tu culpa”, dijo.

 

Mala gestión del campo y responsables sin culpa

La investigación plantea interrogantes para el ACNUR y su gestión del campo. Según la ley de Kenia, los refugiados sacados de Kakuma deben obtener un pase de movimiento a través del Departamento de Servicios para Refugiados, que administra el campamento en conjunto con la agencia de refugiados de la ONU.

Jonathan Phang, ex jefe de reservas de IMG y Synchro, dijo: “Quien expida el permiso de trabajo en el campo de refugiados tiene la responsabilidad de asegurarse de que sus ciudadanos estén siendo atendidos. Hay una cadena que necesita ser regulada: ‘Si quieres explorar aquí, necesitamos saber quién eres y que tratarás apropiadamente a estas personas’”.

Peter Adediran, fundador de Pail solicitors en Londres, se especializa en derecho de medios y tecnología y tiene 21 años de experiencia en la industria del modelaje. Él ha representado modelos y agencias involucradas en disputas contractuales. «A menudo los modelos vienen de Europa del Este o de África, y ahora están explorando a los refugiados de los campos de refugiados», dijo. “[Son] muy vulnerables, no entienden los contratos, no son contratos claros, a veces no son contratos correctos. Sus padres les harán pensar que esta es la oportunidad de que sus hijos tengan éxito en sus vidas, y muchas de estas agencias simplemente les venden quimeras.”

“Así que los propios jóvenes no tienen experiencia en la gestión del dinero, las finanzas ni en entender ninguno de los trámites que les encargan. Las agencias de modelos deberían tener la responsabilidad de ser muy claras y [de] educar a sus modelos tan pronto como sean exploradas [sobre] exactamente en qué se están metiendo. No es una gran oportunidad y la mayoría no lo logrará”.

Una portavoz de ACNUR dijo que el bienestar de los refugiados era la prioridad de la organización y que apoya programas para refugiados talentosos operados por organizaciones humanitarias o dirigidas por refugiados. A otras industrias se les permite ingresar al campo, dijo ACNUR, citando como ejemplos donantes privados, ONG, universidades, empresas privadas y organismos deportivos. ACNUR dijo que cuando tiene conocimiento de que se está reclutando a refugiados, controla la «credibilidad de la organización» que realiza el reclutamiento y pregunta si cubrirá los gastos. Sin embargo, dijo que no participa en la búsqueda de talentos o empleo realizada por organizaciones privadas, y agregó que trabaja para reducir cualquier riesgo potencial y para garantizar que los refugiados sean conscientes de sus derechos y puedan contactar con ACNUR en cualquier momento.

En respuesta al reportaje de The Times, Select Model Management dijo que estaba «muy preocupado» y que introducirá políticas adicionales. También revisará “las prácticas de trabajo de los socios con respecto a los modelos de refugiados, que pueden ser particularmente vulnerables”.

Lamentablemente, las políticas de diversidad en las pasarelas y las presiones del «mercado del modelaje» han generado situaciones profundamente vergonzosas y éticamente cuestionables, especialmente en lo que respecta al reclutamiento de modelos provenientes de campos de refugiados. Es desgarrador ver cómo estas jóvenes, que buscan oportunidades y escapar de la adversidad, son seleccionadas en circunstancias vulnerables, solo para ser posteriormente descartadas sin consideración alguna. Esta práctica no solo es explotadora, sino que también deja a las modelos con secuelas emocionales significativas y una falta de oportunidades para su desarrollo integral.

Este fenómeno no es exclusivo de África, sino que también se ha observado en otras regiones del mundo. En Rusia y Europa del Este, por ejemplo, persisten prácticas similares, donde las modelos son reclutadas en condiciones desfavorables y enfrentan una falta de apoyo y recursos adecuados. Este patrón de explotación revela una dolorosa verdad sobre la industria del modelaje a nivel global, donde las prácticas poco éticas han perdurado a lo largo del tiempo, ignorando los derechos y la dignidad de las personas involucradas. Es esencial abogar por estándares éticos más rigurosos y políticas inclusivas que protejan a las modelos de tales abusos y garanticen condiciones laborales justas y respetuosas en toda la industria.

Ester Xicota

Soy Ester Xicota y tengo más de 15 años apoyando organizaciones en su transición a la sostenibilidad. Trabajemos juntos para diseñar un plan de transformación a la sostenibilidad y la economía circular que sea rentable para tu empresa y positivo para la sociedad y el medio ambiente.

Notas relacionadas

inundaciones asia cambio climatico y moda textil
Detalle de los impactos (y los costos) del cambio climático en los principales países productores de prendas de vestir
químicos textiles legislación UE moda sostenibilidad.jpg
La estrategia de la UE sobre sustancias químicas sostenibles: ¿Qué debe tener en cuenta el sector textil-moda?
legislación sostenibilidad y moda USA
Los legisladores en Washington se proponen luchar contra el impacto ambiental del fast fashion

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies