El SEO está de moda


En cualquier negocio, la presencia online es esencial. Ya seas una pequeña o gran empresa, entre tantos millones de negocios de moda, tanta oferta y tanto ecommerce, que tus clientes lleguen a tu página es tan complicado como esencial para tu negocio.

En Google se realizan más de un trillón de búsquedas anualmente, lo que supone unos cuantos millones de búsquedas al día, e internet cuenta con más de mil millones de páginas web y creciendo.

Entonces, la tarea de Google es seleccionar para ti los mejores resultados, basándose en las palabras claves que el usuario introduce. Sería como si Google fuera el librero que selecciona de todos los libros del mundo, el mejor contenido para sus clientes en base a palabras clave.

Te estarás dando cuenta de la importancia de que Google sepa que tu página existe y la considere interesante para los usuarios. Si no sales en Google, ¡no existes!

¿Cómo buscan tus clientes en Google?

Cuando haces una búsqueda en Google puedes encontrar dos tipos de resultados:

Normalmente los primeros resultados y los que están a la derecha son anuncios pagados. Es decir, los que forman parte de una estrategia de marketing pagada o lo que es igual a SEM (Search Engine Marketing).

Los resultados orgánicos vienen inmediatamente después de ellos. Estos son búsquedas que Google considera que responden a tus necesidades según las palabras clave que has introducido.

 

Y no solo se trata de que Google te muestre en sus resultados, sino que el objetivo es estar en las primeras posiciones de Google.

Con la introducción de cada vez más resultados pagados, el espacio para los resultados orgánicos es menor. Sin embargo, según estadísticas, alrededor del 70 % – 80 % de los usuarios ignora los anuncios pagados y se dirigen directamente a los resultados orgánicos.

Además, en un estudio realizado por Slingshot SEO sobre Google, muestra que el 18% de los clics van a la primera posición de resultados orgánicos, el 10% a la segunda y el 7 % a la tercera posición.

Se estima que el 91,5 % del tráfico se queda en la primera página de Google y únicamente un 4,8 % de los usuarios llegan a la segunda página.
Por ello, la competencia por estar en los tres primeros lugares de los resultados de Google es feroz.

¿Cómo puedo conseguir estar en los primeros puestos de Google?

Esta fue la pregunta que me hice yo un día buscando mejorar magnetica para que más y más personas que buscan contenidos sobre innovación y moda puedan encontrarme.
En ese momento es cuando decidí contactarme con Henry de Capybara SEO. Ellos son expertos en lo que se llama posicionamiento web o SEO, la estrategia que te ayuda a visibilizar tu página en Google.

¿Qué es el SEO?

Google ha desarrollado algoritmos automáticos que ponen en ranking tu web. Envía lo que se llama “arañas” para rastrear tu sitio y comprobar, en función de más de 100 indicadores, si tu sitio es valioso o no para sus clientes. Estos indicadores incluyen factores como nombre de dominio, actualidad del contenido, backlinks, entre otros.

El SEO es el proceso de mejorar la visibilidad de tu web en los resultados orgánicos de un buscador, optimizando elementos claves de esta. Es el arte de asegurar de que las arañitas conozcan tu web y estén felices con su contenido.

La optimización de buscadores se puede realizar para todos los buscadores Bing, Yahoo, etc), pero una gran parte del conocimiento de esta ciencia o arte se centra en optimizar los resultados para Google, ya que este buscador tiene entre el 65% y el 70% del mercado de búsquedas.

Lo cierto es que los elementos exactos del algoritmo de Google, es decir, los parámetros y ponderaciones de los más de 100 indicadores que se miden son secretos y nadie sabe a ciencia cierta cómo Google hace este rankeo.

Elementos claves de una estrategia SEO

Primero de todo es importante saber qué tiene en cuenta Google a la hora de evaluar una web. A pesar de que los indicadores exactos son secretos, algunos aspectos de calidad de una web permanecen inalterables a lo largo del tiempo. Estos son:

1.    Las Meta Etiquetas

Las metaetiquetas o meta tags son información sobre el contenido de la página web que se incluye en su código html. Esta información es invisible para los usuarios de la red, pero es esencial para los buscadores. Google toma ambos valores  para mostrarlos como título y descripción en sus resultados de búsqueda.

Las dos metaetiquetas más relevantes son <title> y <description>:

  • La etiqueta <title> actúa como el título de la página basada en  palabras claves de la web. Esta etiqueta no debe superar los 65 caracteres ya que esto es lo visible para los usuarios.
  • La metaetiqueta <description> es la descripción de la página y se forma con frases que resumen el tema de tu página web. Esta descripción no debería superar los 145 caracteres.

 

titulo-metadescricpciones

2.    Imágenes amigables y descriptivas (nombres de archivo de imagen optimizados y uso de etiquetas ALT)

Las imágenes son esenciales para generar tráfico desde los buscadores. Si alguien busca un producto en Google, es probable que busque también por imágenes y que vaya a la web de la imagen que coincida con su interés. Por ello, es importante tener las imágenes bien optimizadas para que Google las indexe.

Para ello, cada vez que introducimos una imagen en nuestra web, debemos asegurarnos de que el nombre de archivo de imagen tenga la etiqueta ALT o “descripción alternativa” fijada y clara. Si trabajas con WordPress, lo único que tienes que hacer es rellenar el campo de las etiquetas.

En programación, la etiqueta de la imagen debería verse así:

<imgsrc=“fuente-¬‐imagen.jpg”      alt=“texto      descriptivo      sobre      el      contenido  de  la      imagen,  1¬‐3 palabras”/>

3.    Control de indexación de contenidos mediante archivos robots.txt y sitemaps XML

Debemos seleccionar qué contenidos son los que Google debe indexar o mostrar en sus búsquedas. No todos los contenidos o páginas que se generan en la web deben indexarse. Por ejemplo, las páginas creadas por las etiquetas (tags) de un blog, contienen contenido que únicamente es una recopilación de contenidos de otras páginas.

Este contenido, al ser pobre y muchas veces una recopilación de otras fuentes internas, Google lo puede considerar contenido poco interesante para el usuario y contenido duplicado. Dos elementos que son perjudiciales para el posicionamiento.

Entonces, debemos seleccionar qué páginas se indexan y cuáles no.

4.    Tiempos de carga rápidos

La velocidad de carga de tu web es un elemento muy importante. Google quiere que sus usuarios tengan la información que buscan lo más rápido posible y por ello una variable para decidir qué tan buena es una página es su velocidad de carga.

Para evaluar la velocidad de carga y rendimiento de tu web, puedes usar la herramienta de Google  PageSpeed Insights. Esta herramienta te da indicaciones de lo que puedes hacer para mejorar esa característica de tu web.

Por ejemplo, magnetica debe mejorar la velocidad de carga en dispositivos móviles.
page-speed-google-seo

5.    Contar con estructuras de URL amigables

Para que Google pueda rastrear bien el contenido de tu sitio, puedes proporcionarle un mapa de esta que le haga más fácil la tarea de entender cómo está organizado el contenido, identificar qué páginas son más importantes y la frecuencia con la que se actualiza.

El sitemap es un archivo en  formato especial (.xml) que contiene una lista de las URL que deseamos que Google indexe. Google te da cierta orientación sobre cómo crear el sitemap de tu web. Una vez generado este sitemap, debe registrarse en Google Search Console para que Google inicie la indexación de contenidos.

¿Qué debes hacer para mejorar tu SEO?

Y ahora la pregunta es ¿por dónde empiezo? Te habrás dado cuenta de que esta no es una tarea fácil, así que mi primera recomendación es que te ayudes de buenos profesionales.

Antes que nada, usa la herramienta de análisis gratuita de Capybara SEO para evaluar la puntuación inicial de tu web o blog.

Puedes utilizarla para tu web o blog únicamente o haciendo una comparación con la web o blog de tu competencia. El reporte que te envían gratuitamente a tu email va a ayudarte en los primeros pasos para mejorar tu SEO.

Fase 1: Análisis de búsquedas y estudio de palabras clave.

Esta etapa permite saber, antes que nada, si existen personas buscando tu producto o servicio en Google y cuántas existen. Es básico realizar este estudio para evaluar el alcance de la campaña y saber si invertir en SEO te rendirá frutos.

Fase 2: Optimización SEO On-Site.

Se realiza una auditoría SEO completa de tu página web y generará un documento en el cual se indican los problemas que presenta tu página y la forma ideal de solucionarlos.

No te preocupes, la gran mayoría de cambios en esta etapa no afectarán el look de tu web o blog, pues en su mayoría son cuestiones técnicas. Tan solo realizar esta etapa ya te pone en ventaja por sobre otras páginas web.

Fase 3: Optimización de perfiles externos (link building).

Aunque parece sencillo crear perfiles online en redes sociales y directorios empresariales, Henry indica que es una de las principales fallas que comenten las empresas para el SEO. La idea es generar valor externo hacia tu web mediante una estrategia de generación de perfiles externos en, para empezar, la red de servicios para empresas que el mismo Google brinda.

Fase 4: Gestión de Contenidos.

Los contenidos que generamos en nuestras páginas deben ser amigables para el usuario y Google. Para los negocios locales, contar con una buena estrategia de marketing de contenidos puede garantizar muy buenos rankings y visitas en corto tiempo.

En Capybara SEO entrenan a bloggers y creadores de contenido para que aprendan a generar contenido que sea interesante para Google y que brinde valor SEO a las páginas web de sus clientes. Cuentan, además, con su propio equipo de redactores especializados en escribir contenido para diversas páginas en Perú.

Henry recomienda pasar por las etapas 1 y 2 lo antes posible para toda página web, sea cual sea su campo de acción. Esto se debe a que el factor tiempo es uno de los factores que influyen en el algoritmo de Google.

Es decir, mientras más pronto tomes acciones para mejorar el posicionamiento de tu web, más amplia será la ventaja que obtengas sobre aquellas otras páginas en tu sector que aún no hayan tomado medidas al respecto.

¿Qué resultados puedes esperar?

Como es obvio, si Google tiene más probabilidades de mostrar tu web en sus resultados, esto quiere decir que aumentarán las personas que visitan tu web. A magnetica no solo le han aumentado las entradas nuevas sino que además he visto un aumento considerable de inscripciones al newsletter.

Trabajar con Google Search Console me ha permitido conocer, entre muchas otras cosas, con qué palabras clave me buscan las personas.

Además, mi web es mucho más rápida y al ubicar palabras clave como moda sostenible Perú, magnetica sale en las 4 primeras posiciones, después de la Asociación de Moda Sostenible del Perú y Perú2021.

Como podrás ver, el SEO es un elemento definitivo en la performance de tu web, blog o ecommerce y te recomiendo dejarlo en manos de profesionales. Una mala asesoría puede conllevar a verdaderos desastres que pueden llegar al extremo de desaparecer por completo de los resultados de búsqueda de Google.

Si necesitas apoyo, no dudes en contactar a expertos para que te apoyen en todo el proceso.

¿Quieres saber cómo hacer más sostenible tu negocio?

Suscríbete a mi newsletter Contáctame

Comments (1)

  1. Elisabet (reply)

    08/11/2015 at 14:42

    Complicado el tema y más para personas como yo, que soy una simple usuaria, no sabría empezar ni terminar, jejej,

    Gracias y hasta pronto

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *