Impactos de los químicos textiles

Publicado el 20 - octubre , 2015

El proceso de teñido es uno de los estadios más contaminantes de la producción textil.Es en este proceso que se gastan grandes cantidades de agua y químicos, muchos de ellos tóxicos para la salud y el medio ambiente.

 

El proceso de teñido textil

El tipo de tinte y el procedimiento de teñido  dependen del tipo de fibra que quiera teñirse y no es tan fácil decir qué tipo de tintes son los más sostenibles. Se contabiliza que hay alrededor de 3.600 tintes diferentes, cada uno útil y adecuado para una fibra, uso o proceso determinados.
La tecnología moderna de teñido consiste de diferentes pasos seleccionados en función de la naturaleza de la fibra y las propiedades de los tintes (estructura química, disponibilidad comercial, propiedades de fijación,etc) y las consideraciones económicas.

Básicamente los pasos en el proceso de teñido son tres: preparación, teñido y acabado

  • En la preparación, se eliminan las impurezas de las telas para prepararlas para el teñido. Se lleva a cabo limpiando con sustancias alcalinas y detergentes o aplicando enzimas. Muchas telas son pasadas por un proceso de desteñido con peróxido de hidrógeno o cloro para quitarles el colore natural. Si la tela se vende como blana o no teñida, se le añaden agentes abrillantadores.
  • El proceso de teñido es la aplicación de color a las telas usando diferentes tipos de tinte y normalmente a elevadas temperaturas y presiones. No existe ningún tinte que tiña todas las fibras ni ninguna fibra que pueda ser teñida por todos los tintes conocidos.En este proceso, aparte de los tintes, se añaden ácidos, detergentes, electrolytes, agentes nivelantes, agentes promotores, emulsificadores, agentes suavizantes, etc de tal manera que se consiga una profundidad de color uniforme y una fijación del color. Todo depende del uso final que quiera dársele a las telas.
  • En el proceso de acabado, se añaden components químicos que buscan la mejora de la calidad de la tela en función de su destino. Se aplican procesos, por ejemplo, de presión de la tela, resistencia al agua, suavizante, protección antiestática, resistencia al suelo, resistencia a las manchas y protección microbial y funguicida, entre otros.

 

El impacto ambiental del proceso de teñido textil

Como puedes imaginarte todos estos procesos tienen fuertes impactos ambientales y sociales  tanto por las grandes cantidades de agua que utiliza como por el impacto de los propios tintes.

1. El consumo y contaminación del agua

La industria textil consume una gran cantidad de agua en sus operaciones de teñido y acabado. Se estima que se usan alrededor de 100–150 litros de agua para procesar un 1kg de material textil. Y se tiñen alrededor de 28.000 millones de kg de textiles anualmente.

Solo la industria del polyester consume 2,5 billones de litros de agua al año. Lo que vienen a ser 3,7 millones de piscinas olímpicas. Al año.

Pero no solo hay un problema de consumo. Las aguas residuales de la industria textil son consideradas de las más contaminantes de los sectores industrials, considerando el gran volumen y la composición de los efluentes.

El 65% de la producción mundial de textiles se lleva a cabo en China y según la ONG Institute of Public and Environmental Affairs (IPE) , la industria textil descarga 2,5 billones de litros de agua en sus ríos. Mucha de ella contaminada.

Alrededor de 200,000 toneladas de estos tintes se pierden en los cuerpos de agua cada año debido a la ineficiencia de los procesos de teñido y acabado. Se asume que la pérdida de colorantes durante el proceso de teñido es de alrededor del 10% y el 15% y muchos de estos colorantes escapan los procesos convencionales de tratamiento de agua, persistiendo en el entorno.

2. La toxicidad

Debes pensar que estos tintes están preparados para resistir la luz, las altas temperaturas, el lavado, los detergentes y otros procesos a los que los humanos los sometemos en las fases de acabado y uso.  Por ello, químicos que se quedan en el agua y el producto en el proceso de teñido, son tóxicos y hacen que el proceso de teñido sea un peligro para:

  • los trabajadores sometidos largas horas en contacto con los productos tóxicos
  • el consumidor de productos textiles ya que estos tóxicos son resistentes a los baños
  • el agua que se convierte en una sustancia altamente contaminada y muy peligrosa si se usa como agua para beber o como agua de riego para los cultivos.

Greenpeace en su campaña DETOX alerta de la presencia de NPE (Etoxilatos de nonilfenol), que se descomponen en sustancias químicas que interrumpen el ciclo hormonal, afectando a la salud de los consumidores. 

La ONG ha analizado gran variedad de artículos y ha encontrado altas concentraciones (por encima de los 1.000 ppm) en artículos de Zara, Metersbonwe, Levi, C &A, Mango, Calvin Klein, Jack & Jones y Marks & Spencer (M&S).

 

Soluciones a la toxicidad del proceso textil

Todas estos impactos y problemas han llevado a muchos a buscar alternativas a los actuales tintes sintéticos.

Nuevas maneras de teñir

La alternativa más inmediata aunque no la más viable para muchos negocios es la de los tintes naturales. Estos son tintes provenientes de plantas, raízes y animales (como la cochinilla, el molle, la tara y otros).

Otra alternativa se encuentra en las nuevas tecnologías de teñido sin agua como DyeCoo o AirDye u otras tecnologías como ColorZen que reducen el uso de agua y electricidad al 90% y 75% respectivamente y sin usar químicos tóxicos.

De todas maneras, parece que ninguna de estas alternativas ha sido aceptada plenamente por la industria de una manera ampliamente aceptada.

Nuevos insumos no tóxicos (o menos)

Existen varios programas que trabajan para reducir progresivamente los químicos tóxicos del proceso de producción textil y sus productos. Por nombrar algunos tenemos a BlueSign, Zero Discharge of Hazardous Chemicals y probablemente el más exigente Cradle to Cradle.

 

Si quieres empezar a reducir el impacto de tu proceso textil, reserva una hora de consultoría online y ¡empezaremos a trabajar!

Ester Xicota

Soy Ester Xicota y tengo más de 15 años apoyando organizaciones en su transición a la sostenibilidad. Trabajemos juntos para diseñar un plan de transformación a la sostenibilidad y la economía circular que sea rentable para tu empresa y positivo para la sociedad y el medio ambiente.

Notas relacionadas

Consumidores moda preocupados por sostenibilidad
¡Atención marketeros! No todas las personas valoran igual la sostenibilidad
Gestión del Agua en la Industria de la moda: Estrategias y Acciones
colaboración circular moda
Moda circular: las marcas no pueden dar el salto solas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies