El TPP y sus implicaciones para la industria textil


Los acuerdos de comercio internacional tienen un gran impacto en nuestra vida diaria.

Estos tratados, firmados de manera bilateral o multilateral por nuestros jefes de estado, definen la manera que las personas viven, qué y cómo comen, cuánto pagan por los productos, qué medicinas pueden comprar y qué posibilidades tendrán de encontrar trabajo. Y no solo en un país. Su impacto es mundial. Afectan, literalmente, a miles de millones de personas.
Uno de los tratados de libre comercio más relevantes en los últimos años es el llamado Trans-Pacific Partnership, abreviado en TPP.

¿Qué es el Trans-Pacific Partnership (TPP)?

El TPP es un tratado internacional que inicia Estados Unidos con sus socios comerciales de Canadá, Australia, Japón, New Zealand, Chile, Perú, México, Brunei Darusalam, Malaysia, Vietnam y Singapur en las que se han definido las reglas del comercio internacional entre estos países.

trans-pacific-partnership-paises
Países miembros del tratado TPP (los números significan el volumen de exportaciones en miles de millones de dólares)

El comercio combinado de los países implicados en el tratado, representa el 40% del comercio global.

Los objetivos oficiales de Estados Unidos con este tratado son 1) fomentar el crecimiento y fortalecer las relaciones con sus aliados en el Pacífico, 2) Fomentar la producción local para la exportación y ofrecer mejores salarios a los trabajadores norteamericanos y 3) crear un sistema global de mercado que fomente la competitividad de su economía y el bienestar de sus trabajadores.

Debemos tener claro que Estados Unidos inició estas negociaciones con estos intereses nacionales encima de la mesa (por más que sus implicaciones son globales y masivas).

El tratado es una de las iniciativas más ambiciosas de la administración de Obama y se firmó el pasado 3 de febrero después de 7 años de negociaciones a puerta cerrada (sin acceso a periodistas ni grupos de presión más que los permitidos por los miembros).

Perú publicó el texto del tratado sin revisión legal aquí.

 

Opiniones sobre el TPP

Como te imaginarás, el tratado tiene tantos promotores como detractores.

Los promotores del acuerdo argumentan que fomentará la integración global, aumentrá la competitividad de USA en la región de Asia y estimulará la reforma política hacia la apertura de mercados lo que llevará a crear mejores puestos de trabajo, salarios y productos.

Los críticos al acuerdo sostienen que promueve la globalización corporativa y la neo liberalización. Los detractores se han hecho escuchar en las calles de ciudades de todo el mundo y en la web.

En TPPAbierto puedes conocer reflexiones sobre el mismo de Chile. Por su parte, Joseph Stiglitz (Premio Nobel de Economia 2001) ha hecho notar su preocupación por las implicaciones del tratado en diversos articulos.

joseph-stiglitz
Joseph Stiglitz – Premio Nobel de Economia 2001

Lo cierto es que hay muchos temas controvertidos en multitud de industrias. Dos ejemplos de temas que han levantado mucho revuelo son, por un lado, las extensiones de las patentes de medicamentos y, por otro, los aspectos en el capítulo de inversiones.

Por el lado de las patentes de medicamentos, el resultado de las negociaciones es que se ha aumentado el tiempo de duración de las patentes de 5 a 8 años (la industria solicitaba un aumento a 12).

El argumento de los proponentes de esta medida es que fomentará la investigación en muchas medicinas que ahora no están desarrolladas porque el tiempo de patente no hace rentable su investigación. El aumento de 3 años permitiría supuestamente hacer más rentable y posible la recuperación de la inversión.

Los detractores consideran que este aumento de años limita la capacidad de los más pobres de acceder a medicamentos genéricos, lo que agravia la desigualdad en el acceso a la salud especialmente de los países y grupos más pobres. Médicos Sin Fronteras ha sido uno de los grandes opositores.

Por el lado del capítulo de Inversiones, el tema que ha levantado más revuelo es el hecho que las empresas extranjeras que hayan invertido en un país podrán denunciar a gobiernos que creen leyes contrarias al libre comercio (aunque se comenta que con ciertas salvaguardas para los gobiernos que quieren fortalecer la salud, el trabajo, la seguridad y las regulaciones ambientales de interés público).

Imagínate por ejemplo que un país decide prohibir el cultivo y comercialización de productos con GMOs (organismos modificados genéticamente). El tema de los GMOs es especialmente preocupante ya que no hay un consenso científico unánime sobre la peligrosidad de los mismos.

En este caso, probablemente, algunas empresas podrían argumentar que el país está imponiendo estas leyes, no por temas de salud ya que no hay prueba científicas que lo justifiquen, sino por limitar el comercio. Y ahí tenemos la disputa servida…

Además el tratado estipula que estas denuncias pueden ser resueltas en espacios de arbitraje privado en lugar de los tribunales, lo que tiende a favorecer a las empresas privadas.

Los efectos del TPP en el sector textil

El TPP tiene un apartado dedicado exclusivamente al sector textil el cual deja muy claramente establecido que el objetivo del mismo es fomentar los productos y puestos de trabajo “Made-in-America”.

En la última década, la política de Estados Unidos ha sido la de fomentar la exportación de sus productos a la región de Asia a cambio de que los países asiáticos pudieran comerciar sin restricciones arancelarias de producto final (piezas de ropa).

Esta política ha permitido expandir los mercados de exportación, las empresas y los trabajadores americanos, creando una industria de más de dos millones de puestos de trabajo  y tornando a Asia el principal mercado de exportación de telas e hilos de Estados Unidos.

La clave para conseguir que esta situación favorable es la llamada “yarn forward rule of origin.” Esta norma requiere que los productos textiles finales que entran a Estados Unidos deben contener productos producidos desde la producción del hilo en países miembros del TPP para que estos puedan calificar para un tratamiento preferencial al respecto de aranceles. Es decir, únicamente tienen tratamiento preferencial las importaciones a Estados Unidos que, desde el hilo, sean procesadas dentro de países miembros del TPP.

yarn-forward-rule-of-origin

En el tratado, se incluyen ciertas salvaguardas para negocios y trabajadores americanos que sus productos dependen de inputs que no están disponibles en países del TPP. Además se prevén salvaguardas para empresas americanas que, debido a esta ley, vean dañados seriamente sus negocios. Recuerda que lo importante es no perder los puestos de trabajo “Made-in-America”.

Los efectos del TPP para el sector textil peruano.

Se dice que el principal impacto es que la “yarn forward” da mucha ventaja a países de Asia con un nivel de competitividad alto. Se comenta que uno de los grandes beneficiados es Vietnam, país con una industria de ropa y calzado muy competitiva y preparada.

En 2012, Vietnam exportó un valor de alrededor de $7.000millones en ropa a Estados Unidos, lo cual representaba el 34% de las importaciones de ropa de Estados Unidos.

La competitividad de Vietnam viene definida por unos bajos costos laborales, la proximidad a los principales exportadores textiles (China y Korea del Sur) y un fuerte apoyo del gobierno (con subsidios en energía y fomento de las exportaciones).

De todas maneras, Vietnam no está del todo convencido que esta sea la mejor opción. La mayoría de los hilos y telas de las que se abastece el país provienen de China y Korea del Sur, que no son países TPP.

textil-vietnam

 

Por ello, la norma “yarn-forward” no beneficia Vietnam y éste busca introducir la “cut and sew” rule of origin. De esta manera se requeriría que únicamente el corte y la confección de productos finales se originen en los países del TPP para poder tener acceso preferencial. Pero es bien poco probable que esta iniciativa sea adoptada ya que la “yarn-forward” beneficia a la industria de hilos y telas estadounidense.

La firma de tratados de libre comercio no es, per se, una buena o mala cosa siempre y cuando éstos se firmen en condiciones de igualdad. Es decir, cuando todos los firmantes del acuerdo tienen aspectos que los otros quieren y sus poderes de negociación son similares.

Para el Perú, la firma de un tratado de este estilo se define por la entrada de mayor competencia en el subsector de corte y confección (maquila) ya que Perú ya tiene un Tratado de Libre Comercio (TLC) que elimina las barreras arancelarias de productos textiles exportados a Estados Unidos. Por ello, el impacto del TPP en el Perú es relativamente beneficioso.

Tal y como menciona Gastón Pacheco, vicepresidente de ADEX, cuando un país firma un tratado de libre comercio se obliga a hacer reformas que lo hagan tan competitivo como los países con los que está comerciando o compitiendo. Si estas reformas no se realizan, lo más probable es que un país como Perú reduzca sus exportaciones y acabe sufriendo una crisis de balanza de pagos.

Gastón-Pacheco-ADEX
Gastón Pacheco, Presidente de ADEX

El decrecimiento de la industria textil peruana es ya un hecho presente en los últimos años. Carlos Gonzáles, gerente de Estudios Económicos de Adex, detalló que el año pasado cerraron 630 empresas la mayoría del sector textil y las exportaciones totales peruanas muestran cuatro años consecutivos de contracción siendo la caída del 2015 del 13% y desaparecieron los puestos de trabajo de 172.000 personas.

El sector textil y de prendas de vestir son dos sectores altamente afectados por esta dinámica de decrecimiento, y el TPP agravaría potencialmente esta situación permitiendo la entrada de nuevos competidores al mercado estadounidense.

empleo-textil-peru

La entrada de la competencia de Vietnam y otros países asiáticos con niveles de competitividad más altos que el Perú, pueden generar presión sobre los costes haciendo que, o bien muchas empresas cierren o bien se promuevan reducciones de salarios y condiciones de trabajo.A pesar de que la norma “yarn-forward” no es ideal para Vietnam, este se introduce en el mercado estadounidense con preferencias aranzelarias lo cual puede provocar la pérdida de mercado de Estados Unidos de Perú frente a Vietnam.

Riesgos y oportunidades

Así entonces, vemos que el TPP no es per sé bueno o malo pero sí, definitivamente, trae importantes retos para el Perú.

Esencialmente el TPP empujará al Perú a mejorar su competitividad pero es importantísimo que esta transformación sea bien entendida y se haga en beneficio de las personas y el entorno, para que el desarrollo presente no comprometa el futuro.

Para ello es importante tener claras estrategias concretas que permitan explotar el potencial de nuestro país.

Algunas fuentes de información utilizadas

¿Quieres saber cómo hacer más sostenible tu negocio?

Suscríbete a mi newsletter Contáctame

Comments (1)

  1. Domènec (reply)

    08/03/2016 at 02:53

    COMO SIEMPRE, TUS OPINIONES Y REFLEXIONES MERECEN TODO MI RESPETO I ADMIRACIÓN
    CONTINUA ASÍ

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *