algodón xinjiang

El 20% de las prendas de algodón contienen algodón cultivado con trabajo esclavo

Publicado el 8 - diciembre , 2020

Según documentos del gobierno chino y los informes de los medios de comunicación, entre 1 y 1,8 millones de uigures, turcos y musulmanes se han trasladado para trabajar en los campos de algodón, impulsando la industria textil de China.

En marzo de 2020, el Instituto Australiano de Política Estratégica (ASPI) publicó un informe «Uigures a la venta: ‘Reeducación’, trabajo forzoso y vigilancia más allá de Xinjiang«, que identificaba a 83 empresas extranjeras y chinas que supuestamente se beneficiaban directa o indirectamente de personas de etnia uigur para realizar trabajo forzado y someterse a reeducación cultural.

Xinjiang es la tierra de los uigures, un grupo étnico mayoritariamente musulmán que durante la última década ha sido sometido a una brutal represión y un esfuerzo concertado dirigido desde Beijing para borrar su cultura y poner a la provincia del noroeste por completo bajo control.

La ASPI estima que al menos 80.000 uigures fueron transferidos fuera de Xinjiang y asignados a fábricas en una variedad de cadenas de suministro que incluyen productos electrónicos, textiles y automotrices bajo una política del gobierno central conocida como «Ayuda de Xinjiang». El informe identificó 27 fábricas en nueve provincias chinas que utilizan mano de obra uigur transferida desde Xinjiang desde 2017.

 

La conexión entre la industria de la moda y Xinjiang

El Dr. Adrian Zenz, miembro principal de la Fundación Conmemorativa de las Víctimas del Comunismo en Washington, quien descubrió los documentos, dijo a la BBC que “Por primera vez, no solo tenemos evidencia de trabajo forzoso uigur en la manufactura, en la confección de prendas de vestir, se trata directamente de la recolección del algodón, y creo que eso es un cambio de juego.» 

Los documentos son una combinación de documentos online de política del gobierno e informes de noticias estatales y muestran que, en 2018, las prefecturas de Aksu y Hotan enviaron 210,000 trabajadores «por transferencia laboral» a recoger algodón para una organización paramilitar china, el Cuerpo de Producción y Construcción de Xinjiang.

El gobierno chino niega las afirmaciones, insistiendo en que los campos son «escuelas de formación profesional» y las fábricas son parte de un plan masivo y voluntario de «alivio de la pobreza».

Según The Coalition to End Forced Labour in Uyghur Region , una coalición de más de 100 organizaciones de la sociedad civil y sindicatos, asegura que alrededor del 20% del algodón del mundo y un 84% del algodón producido en China proviene de esta región.

La coalición estima que 1 de cada 5 prendas de algodón que se venden en todo el mundo contiene algodón de la región de Uigur.

La Global Legal Action Network (GLAN), un grupo de abogados de derechos humanos, también proporcionó pruebas de que marcas como Muji, Uniqlo, H&M e Ikea vendían productos en el Reino Unido que contenían algodón e hilados de la región de Xinjiang.

Prácticamente toda la industria de la confección está involucrada con el trabajo forzado uigur y musulmán turco (también presente en Xinjiang en las mismas condiciones). Investigaciones e informes de Associated Press, Australian Broadcasting Corporation, Australian Strategic Policy Institute, Axios, Congressional-Executive Commission on China, Global Legal Action Network y Wall Street Journal han vinculado las principales marcas de ropa y minoristas con casos específicos de trabajo forzado en Xinjiang.

Entre ellas encontramos a Abercrombie & Fitch, Adidas, Amazon, C&A (Cofra Holding AG); Calvin Klein (PVH), Gap,  H&M y muchas más que puedes encontrar en la web de la International Trade Union Confederation.

Otra fuente interesante es esta donde puedes seguir las declaraciones de las principales marcas al respecto de su conexión con proveedores de XinJiang.

El gobierno estadounidense no tardó mucho en bloquear la entrada de productos de algodón provenientes de esta región. En diciembre de 2020, la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos dijo que prohibiría el algodón y los productos de algodón del fabricante Xinjiang Production and Construction Corps (XPCC), uno de los mayores productores de China.

 

¿Algodón orgánico producido en XinJiang?

Algunas fábricas productoras de algodón de XinJiang poseían el sello de BCI (que obviamente prohíbe el trabajo forzoso), lo que generó una grave pérdida de confianza por parte de las marcas.

En octubre, Target Australia tomó la decisión de dejar de utilizar un proveedor, Huafu Fashion Co Ltd, miembro del Consejo de BCI.

Una declaración de BCI decía en ese momento: «Es importante reiterar que el monitoreo de la cadena de suministro, más allá de la confirmación de que se cumplen los requisitos de la cadena de custodia para la trazabilidad, está fuera del alcance de BCI, ya que BCI es un estándar a nivel de finca. No obstante, el trabajo forzoso es incompatible con los valores de BCI.”

En octubre de 2020, BCI tomó la decisión de suspender su trabajo en la región para la próxima temporada algodonera, pero insiste en que apoyará a los agricultores durante este período.

Aún no está claro si BCI regresará a la región pero ha creado un Grupo de Trabajo recién formado supervisará la toma de decisiones de la iniciativa, asegurando que opere «con integridad» y asegura que compartirá las recomendaciones de la revisión externa y su Grupo de Trabajo en julio.

La respuesta de las marcas

De nuevo, grandes retailers como Nike, (pero también Apple y famosas empresas de otros sectores) han sido objeto de presiones para que corten relaciones con proveedores que se aprovisionan de algodón en estas regiones. Nike, Uniqlo, GAP y H&M mencionan que no se abastecen en Xinjiang. 

El grupo español Inditex está en el punto de mira de la Coalición Mundial Contra el Trabajo Forzoso de los uigures ya que debe responder públicamente al llamamiento internacional que le ha hecho la organización. El grupo afirma no tener ninguna relación comercial con las fábricas Huafu Fashion y Luthai Textile, acusadas de trabajo forzoso pero el portavoz de Inditex se niega a especificar si estas dos fábricas  han sido, en el pasado, parte de sus proveedores, aunque sean indirectos. A 21 de diciembre de 2020, el grupo seguía reiterando que Inditex tiene «tolerancia cero para el trabajo forzoso»

Este escándalo es otro gran espaldarazo para los esfuerzos de transparencia en el sector y, a la vez, una oportunidad para la industria textil latinoamericana que goza de una gran capacidad productiva y un sector estructurado y, en gran medida, verticalizado.

En marzo de 2021 varios gobiernos siguieron las acciones de Estados Unidos y establecieron sanciones a China. Canadá, la Unión Europea y el Reino unido describieron como  «genocidio» la represión del gobierno chino a las etnias Uyghurs, Kazakshs y otras minorías turcas.

Las principales marcas mundiales se pronunciaron y cortaron sus contratos de aprovisionamiento de la zona de Xinjiang.  Como consecuencia H&M, Uniqlo, Burberry, Nike, Adidas y otros enfrentaron un repentino boycott en redes sociales cuando varios posts, provenientes de las redes del gobierno chino, incitaron a la población a boicotear a las marcas.  Muchos de los influencers más famosos de China cortaron rápidamente lazos con estas empresas y las páginas web y aplicaciones de e- commerce más grandes de China, como Tmall, JD.com y Pinduoduo de Alibaba, eliminaron los productos de H&M. El lunes, el South China Morning Post informó que el gigante de las telecomunicaciones Huawei Technologies Co. había suspendido las descargas de las aplicaciones de Adidas y Nike.

La industria trabaja para eliminar el comercio de algodón producido a través de prácticas que pueden denominarse como esclavitud, trabajo forzado o trabajo infantil. El boycott al algodón de  Uzbekistán es un ejemplo pero el algodón de Uzbekistán representa solo un 3% del algodón mundial y Xinjiang el 25%. Definitivamente no es imposible empezar a cambiar las fuentes pero requiere de un trabajo conjunto y progresivo y, definitivamente, estar dispuesto a ir contra corriente de algunos poderosos gobiernos.

Si quieres empezar a realizar un mapeo y un proceso de due diligence de la cadena de valor, no dudes en reservar una hora de consultoría online y empezaremos a trabajar ¡ya!

Ester Xicota

Ester Xicota

Soy Ester Xicota y tengo más de 15 años apoyando organizaciones en su transición a la sostenibilidad. Trabajemos juntos y diseñaremos un plan para que tu empresa sea parte de la economía circular. Así, por fin, tendrás el apoyo que necesitas para hacer más sostenible tu empresa y, a la vez, aprovechar todas las oportunidades de negocio que se están abriendo en el mercado.

Notas relacionadas

sac retira puntuacion agregada higg
La SAC retira la puntuación agregada del Índice Higg de Materiales
impuesto-químicos-moda
Suecia considera un impuesto sobre productos químicos peligrosos en prendas de vestir y calzado
Zalando obliga a sus marcas a evaluarse Higg Index
Zalando obliga a sus marcas a medirse con el estándar Higg

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies