transformar-economia-circular

Cómo empezar un modelo de negocio de moda circular

Publicado el 18 - junio , 2019

La moda circular es un nuevo modelo industrial que reemplaza el modelo linear tradicional en el que los productos se fabrican, consumen y se desechan rápido y a bajo precio. La moda circular propone un modelo de producción donde no existe el residuo y restaura y regenera el medio ambiente.

Para hacer moda circular debemos repensar nuestros productos y nuestros procesos pero también la forma como vendemos y generamos valor para los consumidores, nuestro modelo de negocio.

Hoy quiero hablarte de qué es un modelo de negocio circular y qué tipos de negocios de moda circular existen.

¿Qué es un modelo de negocio circular?

Cuando se habla, coloquialmente, de modelo de negocio se suele concretar en la forma que tiene una empresa de ganar dinero. Esta es una definición útil pero reduccionista. Desarrollar el modelo de tu negocio es definir qué vas a ofrecer al mercado, cómo lo vas a hacer, a quién se lo vas a vender, cómo se lo vas a vender y de qué forma vas a generar ingresos.

Un modelo de negocio circular es el que cumple los principios de la moda circular y que, por definición, elimina completamente el residuo.

¿Qué características tiene un modelo de negocio circular?

Después de analizar muchos modelos de negocio, el proyecto New Business Models ha definido tres elementos que aparecen repetidamente en los modelos de negocios circulares y que aseguran que la transición a un modelo circular es posible.

Así podemos decir que, un negocio circular:

  1. Busca cerrar los ciclos de materiales,
  2. Utiliza un modelo de provisión de servicios en lugar de uno de venta de productos
  3. Fomenta un uso más intensivo de los productos.

Entonces, un negocio circular utiliza eficientemente las materias primas, de alguna manera utiliza o reutiliza sus flujos de residuo, prolonga la vida útil de los productos; vende servicios en lugar de productos y cierra total o parcialmente los ciclos de los materiales gracias a la colaboración con otras industrias o empresas.

Repasemos estas tres características en detalle y con ejemplos para hacerlo más fácil.

1 Cierra los ciclos de materias primas

En un modelo de moda circular, el cierre de los ciclos de aprovisionamiento de la materia prima es un principio central. Eso quiere decir, que la materia prima que utilices debe poder ser consumida o bien por el sistema biológico o bien por el sistema tecnológico.

Si un ciclo está cerrado, las materias primas no se convertirán en residuos.

¿Cómo puedes hacer esto?

Puedes contribuir a cerrar un círculo utilizando por ejemplo, materias primas renovables de base biológica o reutilizando materias primas, piezas y productos.

Lo esencial es que una materia prima ya no debe considerarse más como algo temporal sino que se introduce en el ciclo de producción con la idea de que podrá existir en el ciclo durante el máximo de tiempo posible en cualquiera de sus formas (materia prima virgen, material, producto semiacabado, producto final o materia prima reciclada).

En un modelo de negocio circular, una materia prima ya no está sujeta a depreciación contable y existe en base a sus cualidades físicas. A pesar de ello, está sujeta a la degradación natural (aumento de la entropía).

Un ejemplo de este modelo de negocio es Melissa. Ellos tienen un producto hecho completamente de un plástico hipoalergénico desarrollado por la misma empresa. Aunque es PVC, al ser monomaterial, el producto es fácilmente reciclable con lo que Melissa recupera sus productos una vez se han usado, para reciclarlos y volver a crear otros.

 

 Aprende cómo hacer moda sostenible de manera rentable

[yikes-mailchimp form=»2″]

2 Pasa de vender productos a proveer servicios

En un modelo de negocio circular, la empresa pivota su modelo desde uno que se dedica a producir productos a uno que busca proveer servicios.

Para hacerlo, debe diseñar sus productos para que sean ofrecidos tal cual servicios a través de un modelo de alquiler, arrendamiento o préstamo.

Con este modelo, la marca sigue siendo la propietaria del producto y le interesada en fabricarla con el máximo de calidad (para que dure más) y con un proceso de círculo cerrado para extraer el máximo de valor de los insumos.

Además, al mantener la propiedad del producto, la marca retiene también la responsabilidad y está en su cancha la rendición de cuentas con respecto a los impactos y disposición final de las materias primas y productos.

Por eso, pasar de vender productos a proveer servicios impacta los fundamentos de los modelos de negocio tradicionales, que tienen la transferencia de la propiedad en el centro del mismo. Transformarse a un modelo de provisión de servicios requiere revisar los flujos económicos, financieros, los aspectos legales y el funcionamiento de la empresa.

Un ejemplo de este modelo de negocio es Mud Jeans. Esta empresa de producción de jeans tiene un modelo por el que te alquila los jeans que fabrican. Su lógica es: el jean es tuyo pero el algodón es mío. Ya sea que los compres o los alquiles, la empresa recicla el material de jean cuando ya ha sido usado.

 

3 Hace un uso más intensivo de la funcionalidad.

Un modelo de negocio circular utiliza más los productos (modelo de provisión de servicios) y las materias primas utilizadas (porque cerramos el ciclo de los materiales) con lo que se la funcionalidad del producto se explota mejor.

Walter Stahel, uno de los mayores contribuidores a la economía circular, Fundador y Director de The Product Life Cycle Institute, escribe sobre esto en un artículo en 2005, «El objetivo económico de la economía funcional es crear el mayor valor de uso posible durante el mayor tiempo posible y consumir la menor cantidad posible de materiales».

De hecho, esto significa que se invierte en el mejor uso posible de la funcionalidad. Pongamos el caso de un vestido de novia. Este vestido tiene la calidad para que dure muchas más horas de uso de las que al final se utiliza. Un gran porcentaje de los vestidos de novia en el mundo se usan literalmente una vez en la vida. Y esto es verdad para la muchos vestidos de fiesta.

Según las estadísticas, muchos de nosotros tenemos mucha ropa que no sale de nuestros armarios. Se estima que el 82% de la ropa que los americanos tienen, no ha salido de su armario en el último año. Esto significa que los productos se utilizan de manera sub óptima y como podrás imaginar, genera gastos y consume recursos que no se utilizan de manera óptima.

Un modelo de negocio puede responder a esto haciendo que los productos sean accesibles para varios usuarios a la vez optimizando el uso y extendiendo el uso de la funcionalidad del producto. Las plataformas de alquiler, intercambio y préstamo facilitan esto.

El valor ecológico se crea porque varios consumidores utilizan el mismo producto, por lo que se requerirán menos materias primas para fabricar productos para todos por separado. La esencia es la eficiencia creciente con la que se utilizan los materiales y productos.

Un ejemplo de este modelo de negocio es el de cualquier negocio de alquiler de ropa. Un ejemplo seria Rent the Runway, una de las empresas de alquiler de ropa de diseñador más reconocida en el creciente mundo de la segunda mano. Recientemente ha anunciado un importante avance tras una inversión de US $ 125 millones liderada conjuntamente por Franklin Templeton Investments y Bain Capital Ventures.

 

¿Cómo elegir dónde empezar?

Te he comentado las 3 características que definen un modelo de negocio circular pero no tienes por qué implementarlos todos al mismo tiempo para hacer moda circular.

El punto de partida es entender qué pone en movimiento la circularidad. ¿Es que la disponibilidad de insumos es escasa? o quizá ¿tienes acceso a nuevas tecnologías que facilitan nuevos modelos de negocio? o quizá las preferencias de tu consumidor objetivo son hacia nuevos modelos de negocio o consideraciones de moda sostenible. Debes identificar cuál es el más relevante para tu negocio y esto te ayudará a empezar por un punto u otro.

Por ejemplo, si tienes acceso a tecnología 3D, quizá, en lugar de vender ropa, puedes ofrecer el servicio de impresión y reparación de ropa en 3D u organizar una plataforma de venta online de productos diseñados o producidos con tecnología de impresión 3D.

Pero si lo que hay es una escasez de recursos, puedes tratar de cerrar los ciclos de materiales en tu propia fábrica, lo que te permitirá no depender de la existencia u oscilaciones de precios de la materia prima, energía u otros insumos.

Otras preguntas que pueden orientarte son: ¿Cuál es el principal riesgo a futuro para mi empresa o mi marca?, ¿Qué base de nuestro costos está relacionado con los recursos?
¿Cuán grandes son las ineficiencias en la cadena de valor circular?
Además, no olvides estudiar qué han empezado a hacer ya tus competidores o las empresas del sector para ser más circulares. Puedes usar su experiencia y entender cuál es el viaje que vas a tomar

Lo que está claro es que no hay una solución única para todas las organizaciones y que depende de muchos factores. Pero no te agobies. Empieza por donde tengas una ventaja competitiva y el principio de la circularidad es el mismo que el de la moda sostenible: mejora continua.

 

Puntos clave:

  • La moda circular es un nuevo modelo industrial
  • La moda circular parte del principio de residuo cero
  • Cierra los círculos de materiales
  • Hace un uso más intensivo de la funcionalidad
  • Pasa de vender productos a proveer servicios

 Aprende cómo hacer moda sostenible de manera
rentable

[yikes-mailchimp form=»1″]

Ester Xicota

Soy Ester Xicota y tengo más de 15 años apoyando organizaciones en su transición a la sostenibilidad. Trabajemos juntos para diseñar un plan de transformación a la sostenibilidad y la economía circular que sea rentable para tu empresa y positivo para la sociedad y el medio ambiente.

Notas relacionadas

inundaciones asia cambio climatico y moda textil
Detalle de los impactos (y los costos) del cambio climático en los principales países productores de prendas de vestir
moda capitalismo desigualdad decrecimiento
¿Por qué la industria de la moda no logra ser sostenible y qué debe hacer para cambiarlo?
El burnout de los profesionales de sostenibilidad en la industria de la moda
¿Puede la moda sostenible salir del borde del “burn out”?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies