Uzbekistán avanza para eliminar la esclavitud en los campos de algodón

Publicado el 9 - agosto , 2018

Es difícil pensar que en el siglo XXI aún tenemos trabajo esclavo y trabajo infantil pero aún se hace más difícil de creer que estas personas trabajan prendas y productos textiles.

La industria de la moda es una industria clave en el desarrollo de muchas economías por ser altamente intensiva en trabajo. El cultivo del algodón, así como ocurre con la producción de prendas, es altamente intensivo en trabajo y es por ello que las prácticas de trabajo esclavo y trabajo infantil son comunes en más lugares de los que queremos admitir.

Un ejemplo claro de eso, es Uzbekistan, un país que cultiva alrededor de un millón de toneladas de algodón cada año y es el sexto exportador de algodón en el mundo. El país ha conseguido esto haciendo uso del trabajo esclavo y el trabajo infantil que han contribuido, por años, a promover las exportaciones de fibra de algodón en la industria de Uzbekistán.

Una economía dependiente del algodón

Uzbekistan es el quinto exportador de algodón del mundo. Exporta alrededor del 60% de su algodón a China, Bangladesh, Turquía e Iran lo que genera más de 1,000millones de dólares de ingresos anuales, lo que es alrededor de un 25% del PBI Mundial

Akmal Kamalov, presidente del consejo directivo de la compañía Uzpahtasanoatexport anunció que el país ha aumentado el procesado de fibra textil del 7% en 1991 al 70% en 2017. Para poder cumplir con la creciente demanda interna e internacional la industria demanda grandes cantidades de trabajo.

Históricamente la necesidad de mano de obra ha sido abastecida a través del trabajo forzado y el trabajo infantil. Durante los meses de otoño, cuando se inicia la cosecha del algodón, los niños y sus profesores son retirados de las escuelas para ayudar a la cosecha de algodón a cambio de pequeñas sumas de dinero.

Según Human Rights Watch (HRW), los ingresos del algodón acaban en una cuenta extra del Ministerio de Finanzas que no está abierta al escrutinio público y está controlada por oficiales de alto nivel.

Con el crecimiento de la industria se espera que el país implemente las recomendaciones de la Organización Mundial del Trabajo. Pero ¿lo ha hecho?

 

Acciones en la buena dirección

Cuando estas prácticas salieron a la luz, las críticas y la preocupación fueron unánimes. Alrededor de 270 compañías según HRW han declarado que no se abastecen de algodón procedente de Uzbekistán debido a la existencia de trabajo infantil y trabajo forzado.

Desde entonces, la industria del algodón de Uzbekistán ha pasado por grandes cambios. En los últimos años, organizaciones mundiales como el World Bank y la OMT ha trabajado con las autoridades uzbecas para implementar medidas que permitan aumentar y mejorar la producción de algodón a la vez que se desarrollan iniciativas y legislación para eliminar el trabajo esclavo y el trabajo infantil.

Recientemente el gobierno ha pasado un decreto que define como ofensa criminal el forzar trabajadores de la salud y la educación a recoger algodón. Cualquier organización que promueva esta práctica puede ser condenada criminalmente.

 Descubre cómo hacer moda sostenible de manera
rentable

También se han implementado mejoras en los salarios de los cosechadores de algodón. Los salarios han pasado de ratios cercanos a 280 soms por kg en 2016 hasta 450 soms a inicio de 2017 y, ya en 2018, el salario por un kg de algodón, es de 700soms.

Con estos cambios, la OMT afirma que más de 1.5millones de personas en Uzbekistán estarían dispuestos a trabajar en la industria del algodón y, si se sigue en esta dirección, se pueden llegar a eliminar por completo las abominaciones ocurridas en el sector.

En una declaración, Umida Niyazova, directora del foro Uzbeco-Alemán para los derechos humanos (UGF) dijo: “llevar a los estudiantes de los campos a casa es un cambio significativo y muestra la importancia de la voluntad política a la hora de terminar con el trabajo forzado”.

Con estas medidas el gobierno ha conseguido reducir enormemente el número de niños forzados a trabajar. A pesar de ello, organizaciones como HRW y UGF  siguen documentando más y más casos de movilizaciones organizadas por el gobierno que llevan niños y profesores de las escuelas a los campos de algodón para trabajar, incluso en los campos de los proyectos financiados por el proyecto del World Bank.

El respeto a las condiciones laborales es esencial para poder hacer moda sostenible. Asegúrate de que el algodón que utilizas no proviene de Uzbekistán o bien de ningún lugar donde utilicen trabajo esclavo y trabajo infantil.

Ester Xicota

Ester Xicota

Soy Ester Xicota y tengo más de 15 años apoyando organizaciones en su transición a la sostenibilidad. Trabajemos juntos y diseñaremos un plan para que tu empresa sea parte de la economía circular. Así, por fin, tendrás el apoyo que necesitas para hacer más sostenible tu empresa y, a la vez, aprovechar todas las oportunidades de negocio que se están abriendo en el mercado.

Notas relacionadas

gestión de químicos peligrosos
¿Cómo eliminar los químicos peligrosos de tu producto?
ejemplos de materiales de moda circular
Nuevos materiales para la moda circular
sac retira puntuacion agregada higg
La SAC retira la puntuación agregada del Índice Higg de Materiales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies