cuero-material

El cuero, impactos y alternativas más sostenibles

Publicado el 6 - abril , 2020

El cuero es probablemente es una de las telas más antiguas utilizada por los humanos y actualmente el cuero es una industria global multimillonaria. La demanda de artículos de cuero está creciendo casi tan rápido como las críticas por su grave impacto ambiental.

En febrero de 2022, Portugal prohibió el uso del término «cuero vegano» y otros prefijos de cuero en la comercialización, sobre la base de que son técnicamente incorrectos y engañosos para los consumidores.

Esto es una reacción cada vez más común en contra del mercado de alternativas al cuero y el reconocimiento en algunos sectores de que las alternativas al cuero podrían no ser la panacea para la moda que algunos nos quieren hacer creer.

Hoy quiero hacer un recorrido por el mercado del cuero, sus impactos en el ambiente y las alternativas.

 

Las cifras de la producción y comercio mundial de cuero

El cuero es piel de animal de la que se limpia del cabello, se trata (o se curte) para preservarlo y luego se le hace un acabado con un color, relieve o tacto específicos. El siguiente paso es usarlo para fabricar calzado (59% de los artículos de la industria), ropa, accesorios, interiores y tapicería de automóviles.

Hoy en día, la industria del cuero es un sector manufacturero de USD 80,000 millones, con exportaciones de cueros y pieles que superan los USD 5,000 millones anuales. El mercado mundial anual de artículos de cuero se valoró en casi 400,000 millones de USD en 2020, y alrededor de la mitad correspondió a calzado.

 

¿La piel y el cuero son subproductos de la producción de alimentos?

 

Las materias primas principales para la industria del cuero son las pieles, que son un producto de desecho de la industria de procesamiento de carne, principalmente vacas, pero también ovejas y cabras. El cuero bovino representa alrededor del 65% del mercado mundial del cuero. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación calcula que cada año se utilizan alrededor de 3.800 millones de vacas y otros animales bovinos en la producción de cuero . Esto supone alrededor de un animal por cada dos personas en el planeta.

Otras pieles, como serpientes, caimanes, cocodrilos, canguros, avestruces, venados y peces, se utilizan en una escala mucho menor para artículos de lujo. Algunos de ellos se cultivan internacionalmente exclusivamente por su piel. Este punto es importante, pues nos indica que el cuero no es solo un subproducto de la industria alimentaria sino que es una industria en sí misma muy ligada a la ganadería que tantos impactos genera.

La industria del cuero en sí es profundamente ineficiente. Las pieles tienen un tamaño limitado, la calidad es muy variable, la cadena de suministro tiene un margen bajo con una cadena de valor muy fragmentada y el tiempo de producción es de años. Como tal, hay una gran cantidad de desperdicio, no solo de la parte de procesamiento, sino también simplemente al tratar con las formas no convencionales en las que se presentan las pieles de animales. En algunos casos, alrededor del 30-40% de una piel de vaca por área y casi el 80% en peso se pierde en este proceso).

En términos de peso, esto es aún más significativo: en el procesamiento del cuero, una tonelada métrica de materia prima se convierte en solo 200 kg de producto de cuero utilizable. La variabilidad de la calidad significa que las pieles se clasifican de A (la mejor) a E (la menos buena), con solo el 2-4% de las pieles de grado A. Como resultado, las pieles de grado A se venden con años de anticipación, ya que las casas de artículos de lujo buscan asegurar su suministro. Las ineficiencias continúan ya que el procesamiento de pieles requiere cantidades significativas de agua y puede producir efluentes de desechos tóxicos.

Pero esta ineficiencia llega aún más lejos y desmiente que  a esta pregunta de si verdaderamente la piel es un subproducto de la industria de la alimentación o si se está criando ganado para producir piel como producto principal.  En algunas regiones se crían vacas (búfalos) predominantemente por sus pieles,11 mientras que en otras regiones las pieles se están desechando, ya que no tienen ningún uso económico. Esto ocurre por  desequilibrios de oferta y demanda entre las partes de la vaca.

 

¿Cómo afecta el cuero al medio ambiente?

Como se practica actualmente, la producción de cuero está relacionada con algunos problemas serios de sostenibilidad. La cría extensiva de ganado provoca deforestación, uso excesivo de agua y tierra, y emisiones de gases. A nivel sistémico, la deforestación de la Amazonía para la cría de ganado, incluido el cuero, está contribuyendo al cambio climático y a la pérdida de biodiversidad.

El Índice de Sostenibilidad de Materiales Higg de la Sustainable Apparel Coalition otorga a la mayoría de las pieles un impacto de 159 (en comparación con 44 para el poliéster y 98 para el algodón).

¿Cuanto contamina el cuero? Si observamos los impactos en el ciclo de vida, la fase de procesado del material es la fase más tóxica en el procesamiento del cuero, ya que el 90% de la producción utiliza taninos de cromo. Las pieles se rocían en bidones de agua, sales de cromo y licor de taninos para evitar que se descompongan y obtener un cuero flexible y de color rápido.

El proceso genera una gran cantidad de productos químicos y gases, incluido el cromo cancerígeno (IV). Esto es tan nocivo que las estrictas regulaciones que lo rigen han obligado al cierre de las curtiembres en los Estados Unidos y Europa. En los países en desarrollo, los efluentes no tratados, potencialmente mezclados con cromo, plomo, arsénico y ácidos, a menudo fluyen directamente a las vías fluviales locales.

Los trabajadores de la curtiduría, incluidos niños de hasta 10 años en algunos países, corren el riesgo de sufrir efectos secundarios graves por la exposición a estas sustancias tóxicas. Los efectos agudos incluyen irritación en la boca, vías respiratorias y ojos; reacciones cutáneas; problemas digestivos, daño renal o hepático; cáncer a largo plazo y problemas reproductivos.

En 2021 una investigación sobre las complejas cadenas de suministro globales de la industria de la moda mostró que varias grandes marcas de moda se aprovisionan de piel en proveedores que poco hacen para detener la deforestación de la selva amazónica. El informe, analizó casi 500.000 filas de datos de aduanas y encontró que marcas como Coach, LVMH, Prada, H&M, Zara, Adidas, Nike, New Balance, Teva, UGG y Fendi tienen múltiples conexiones con una industria que apunta a la deforestación amazónica.

La esclavitud en la producción de cuero

Las malas condiciones de trabajo en las cadenas de suministro de cuero están bien documentadas, particularmente en centros de procesamiento como Pakistán, Bangladesh e India. China y Brasil también tienen riesgos de trabajo forzado en sus industrias, lo que podría afectar a las principales marcas de calzado y lujo.

Las violaciones de los derechos de los trabajadores persisten en las cadenas de suministro corporativas de hoy. Los trabajadores citaron una serie de problemas incluyendo pagar miles de dólares para ser contratado para un trabajo de fábrica, recibiendo falsas promesas por agencias de contratación de salarios el doble de alto que el salario que obtienen;  tener que trabajar entre 12-14 horas de tiempo extra por semana solo para ganar suficiente para vivir;  tener sus pasaportes confiscado y tener que pagar una tarifa por su regreso.

Se estima que 24.9 millones de personas son víctimas de trabajo forzoso en todo el mundo, 16 millones de los cuales son explotados en el sector privado.

El estudio de KnowTheChain compara las empresas mundiales de indumentaria y calzado en la acción y la conciencia de los riesgos de trabajo forzoso en sus cadenas de suministro.

Los resultados muestran que hay acciones pero que aún queda mucho por avanzar. Lo que sí parece es que las empresas de calzado son más conscientes sobre este tema que las marcas de lujo parecen estar avanzando en el tratamiento de riesgos de trabajo forzoso.  Las marcas de lujo por su lado, cuyo abastecimiento y procesamiento se concentra principalmente en Europa, mostraron menos conciencia de los riesgos de trabajo forzoso.

La producción más sostenible de cuero

El Leather Working Group es una iniciativa multistakehoder que involucra a marcas, proveedores, fabricantes, ONG y usuarios finales. La organización utiliza un protocolo de auditoría que evalúa el cumplimiento ambiental y las capacidades de desempeño de los curtidores, a la vez promueve prácticas comerciales ambientales sostenibles dentro de la industria del cuero.

El LWG estima que solo 20% de todo el cuero del calzado está cubierto por sus auditorías, que evalúan las cuestiones químicas, de residuos, de gestión del agua y de seguridad relacionadas con las curtiembres. Alrededor de 42 marcas, así como 36 proveedores, y muchas más curtiembres, son miembros de LWG. Existen métodos alternativos a los taninos: después de todo, el cuero se produjo durante siglos sin productos químicos pesados.

Textile Exchange está trabajando en una herramienta de evaluación de cuero responsable y el mercado del lujo, ya muy relacionado con la sostenibilidad, ha visto un renacimiento de la antigua técnica de curtido con extractos de plantas. La corteza, la madera, las bayas, las raíces y las hojas se usan para colorear y preservar las pieles, produciendo desechos mucho menos dañinos y un cuero biodegradable. Sin embargo, esta nueva técnica requiere de mucho más tiempo que el procesamiento químico.

La Federación de Productores de Extractos de Curtidores (TEPF) se dedica a difundir las mejores prácticas entre los curtidores para promover el uso de cuero vegetal para diseñadores y consumidores.

Esta iniciativa importante para reducir el impacto ambiental del cuero ha reactivado la antigua práctica del curtido del cuero utilizando extractos de plantas, el llamado cuero «curtido vegetal», particularmente en el extremo de lujo del mercado.

El curtido vegetal utiliza la corteza, la madera, las bayas, las raíces y las hojas para colorear y preservar el cuero y, por lo tanto, evita el uso y la eliminación de productos químicos tóxicos perjudiciales para la salud de los trabajadores y el medio ambiente. Los beneficios reportados adicionales son una mayor longevidad del producto.

Actualmente cuenta con 43 organizaciones miembros del sector de proveedores de cueroNovo Campo promueve prácticas sostenibles en ranchos ganaderos en la región amazónica que contribuyen a reducir la deforestación.

La sustitución del cuero por alternativas más sostenibles

Existen varias alternativas a la producción de cuero tradicional.

Alternativas sintéticas al cuero

Existen alternativas sintéticas al cuero, como el poliuretano que vienen utilizándose hace varios años como alternativas «más sostenibles». Esta afirmación está muy cuestionada debido a que el material sigue proveniente del petróleo y el uso y la eliminación de poliuretano plantea sus propios problemas ambientales.

 

Cuero Refaccionado

También se llama cuero reciclado. Los proveedores que trabajan en esta esfera, mayoritariamente utilizan los residuos de la producción preconsumo de piel para pasarlas por un proceso de reciclaje mecánico y crear un nuevo material.

Everlane ha desarrollado sneakers con  Recycled Leather, una mezcla de restos de cuero postindustrial y poliéster reciclado y virgen. Este material está lejos de poder llamarse mejor que otras alternativas debido a que el material es mezclado y lo más probable es que sea completamente inreciclable al final de la vida útil.

 

Materiales similares al cuero proveniente de plantas

Algunas de las más conocidas son Piñatex (España), Desserto (México), el cuero vegetal de EVEA (Perú), EveCork (con corcho de los bosques de Portugal), y otros provenientes de uvas, hongos y algas marinas.

Existen nuevas alternativas basadas en plantas, que van desde el uso de nuevos materiales como hojas de piña como Piñatex, o el desarrollo de nuevas rutas de fabricación para materiales de base biológica como Natural Fiber Welding,4 hasta y productos basados en agricultura celular (como VitroLabs,7 que están cultivando pieles a partir de células). Estas tecnologías trabajarán en paralelo para alterar los materiales tradicionales.

Pero si bien estas alternativas son una mejora significativa con respecto a los cueros falsos a base de plástico del pasado, todavía dependen del procesamiento químico para darles una sensación similar al cuero y durabilidad, lo que presenta sus propios problemas ambientales, dicen los químicos y los expertos de la industria.

Materiales similares al cuero de base bacteriana

Un avance interesante es el de la compañía de innovación de materiales Natural Fiber Welding y su tecnología Mirum para usar una alternativa de cuero hecha solo de polímeros naturales y biodegradables (sin más detalles)   y procesada con una huella de carbono más baja en comparación con el cuero.  Mirum logra una calidad similar al cuero sin poliuretano u otros productos petroquímicos.

Otro proveedor interesante es Polybion, en México. El material proviene de la acción de unas bacterias que son alimentadas por el desecho de la fruta proveniente de las explotaciones agrícolas circundantes.

También contamos con alternativas derivadas de la fermentación, incluidas micoproteínas como Mylo™5 de Bolt Thread , Reishi™ de Mycoworks y Brewed Protein™6 fermentada con precisión de Spiber.

VitroLab  utiliza tecnologías basadas en células madre para desarrollar cuero creado en laboratorio «libre de sacrificio». En términos simples, a partir de una biopsa simple se produce millones de metros de cuero sin sacrificio ni maltrato animal. El gigante francés del lujo, Grupo Kering, participó en una ronda de financiamiento de $46 millones destinada a acelerar la comercialización del cuero cultivado en laboratorio de VitroLabs, con sede en San Francisco.

 

El uso del término “cuero vegano” en el marketing de moda?

En febrero de 2022, el gobierno de Portugal prohibió el uso de expresiones como “cuero vegano” o “cuero sintético” en cualquier comunicación. El decreto portugués tiene como objetivo proteger al consumidor de información engañosa y proteger la competencia en el mercado de prácticas que puedan distorsionarla.

Esta no es una iniciativa aislada.

En 2018, la industria de la piel francesa solicitó la prohibición del «cuero vegano» y términos similares como “cuero vegano” o “cuero de piña”.

En 2019, la Federación Alemana de Cuero solicitó prohibir términos como cuero vegano.

En 2020, el gobierno italiano hizo incisos a la ley para prevenir el mal uso de estos términos. Entre otras medidas, la ley expresa la prohibición expresa del uso de las palabras piel y cuero, también como prefijos o sufijos, para identificar materiales no derivados de restos de animales, como eco-cuero, cuero vegano.

Si quieres conocer más sobre nuevos materiales, ponte en contacto conmigo para que pueda apoyarte en este proceso.

Artículo basado en Common Objective

Ester Xicota

Soy Ester Xicota y tengo más de 15 años apoyando organizaciones en su transición a la sostenibilidad. Trabajemos juntos para diseñar un plan de transformación a la sostenibilidad y la economía circular que sea rentable para tu empresa y positivo para la sociedad y el medio ambiente.

Notas relacionadas

Higg-SAC-despublicar-indice
La Sustainable Apparel Coalition retira la información del índice Higg que los consumidores pueden consultar
Extinction Rebellion Fashion
¿Qué cambios implicará la New York Fashion Act para la sostenibilidad en la industria de la moda global?
fraude de algodón orgánico
Algodón orgánico que no lo es. ¿Cómo se crea el mercado falso de certificaciones?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies