materiales textiles peligrosos para la biodiversidad

¿Qué materiales textiles son peligrosos para la biodiversidad?

Publicado el 26 - enero , 2021

La pérdida de biodiversidad es uno de los mayores peligros para nuestro planeta. 

La disminución de la vida silvestre es considerada por muchos científicos como una «aniquilación biológica» y en el Foro Económico Mundial de Davos (2020) fue clasificada como “el tercer mayor riesgo para el mundo”.

Des del diseño y el inicio de nuestra producción, las decisiones que tomemos determinarán el impacto que tiene nuestro producto en la biodiversidad. Así que hoy vamos a revisar los principales materiales y cómo contribuyen a la pérdida de biodiversidad.

1. La Viscosa

Un culpable importante en la deforestación son todas las fibras de rayón como la viscosa. Según la organización de protección forestal, Canopy, cada año se talan más de 150 millones de árboles para fabricar telas celulósicas, y el 30% proviene de bosques antiguos y en peligro de extinción.

Y los problemas ambientales no terminan ahí. Una investigación realizada por Changing Markets Foundation en 2017 y principios de 2018 descubrió que en los tres principales países productores de viscosa, India, Indonesia y China, había evidencia de vertidos de aguas residuales que conducen a la contaminación de las vías fluviales locales y graves condiciones de salud entre las comunidades locales, desde enfermedades renales hasta ataques al corazón y derrames cerebrales.

Existen sistemas de producción de circuito cerrado que limitan el impacto de la contaminación del agua y el aire de la producción de viscosa, pero no siempre se implementan.

Conoce más sobre el impacto de la viscosa en los bosques.  

2. El cuero

El cuero es otro material que ha tiene un impacto sustancial en la biodiversidad. La industria ganadera es el primer usuario mundial de tierras. Desde el pastoreo de animales hasta el cultivo de cultivos utilizados para producir piensos, es responsable del uso del 80% de las tierras agrícolas en todo el mundo y ha desempeñado un papel importante en la deforestación, con un 17% de bosques perdidos en los últimos 50 años debido a la cría de ganado.

A medida que las especies pierden su hábitat, no pueden subsistir en los focos de tierra restantes, lo que hace que disminuyan sus poblaciones y acaben extinguiéndose. En áreas de rica biodiversidad, como el Amazonas, el impacto en la vida silvestre local puede ser catastrófico. Los jaguares, las nutrias gigantes y los monos araña negra son solo algunas de las especies actualmente amenazadas. Los científicos estiman que más de la mitad de todas las especies de árboles en el Amazonas se enfrentan a la extinción.

Con la selva tropical capturando 90-140 mil millones de toneladas métricas de carbono, la interrupción del delicado ecosistema promueve el calentamiento global.

Y no es solo la pérdida del suelo la que es una amenaza para el medio ambiente. El curtido de cuero también es particularmente dañino, ya que el 90 por ciento de la producción mundial todavía usa cromo, a pesar de sus peligros conocidos. En las curtiembres pequeñas y medianas de las economías emergentes, el efluente de las curtiembres a menudo se libera sin tratar directamente en las vías fluviales.

Un ejemplo notable es Kanpur en India, uno de los mayores exportadores de cuero del mundo. El vertido de desechos tóxicos de las curtiembres ha contaminado el suelo y las aguas subterráneas, contaminando a su vez los cultivos alimentarios, mientras que las curtiembres más pequeñas liberan aguas residuales no tratadas directamente en el río Ganges. Esto ha llevado a afecciones de salud que incluyen asma, problemas de visión y afecciones de la piel entre las comunidades locales.

 

3. El Algodón

El algodón es otra fibra conocida por su impacto ambiental negativo. Según el World Resources Institute, el 57% del algodón se produce en áreas con estrés hídrico alto o extremo.

Esto puede tener efectos devastadores en los ecosistemas locales, como se puede ver en la reducción del Mar de Aral en Asia Central, que se ha atribuido en parte a la producción de algodón. La consiguiente falta de agua de entrada y un aumento en la salinidad resultaron en la desaparición de los peces de agua dulce, afectando negativamente a la industria pesquera de la región.

Además, el 4% de los pesticidas se usan en todo el mundo y el 10% de los insecticidas se usan en el cultivo de algodón.

Las abejas son particularmente vulnerables a los insecticidas utilizados en granjas de algodón como abamectina, fipronil, indoxacarb y piretroides. Dado que el 87% de los principales cultivos alimentarios dependen de la polinización animal, la disminución de polinizadores como las abejas presenta una amenaza significativa para nuestra seguridad alimentaria mundial.

4. La Cachemira

La erosión del suelo por la producción de lana también merece una mención especial. La cachemira ha sido noticia de primera plana por su papel en la degradación del suelo en Mongolia a través del pastoreo excesivo. Impulsado por el aumento de los productos de cachemira baratos en la calle, esto ha llevado a la gran expansión de los rebaños.

El 70% de los pastizales se han visto seriamente afectados y ahora se parecen a desiertos con grandes mamíferos nativos que luchan por sobrevivir.  

5. La Lana

Del mismo modo, la lana derivada de las ovejas, si no se maneja de manera responsable, puede conducir al pastoreo excesivo y al agotamiento del suelo. Otros impactos en la biodiversidad de la lana incluyen la liberación de aguas residuales tóxicas no tratadas en las vías fluviales.

Los compuestos disruptores endocrinos, por ejemplo, utilizados en el lavado de la lana pueden causar la feminización de los peces y provocar la disminución de las poblaciones de especies y, en el caso del lago Apopka en Florida, ha provocado problemas reproductivos entre las caimanes.

Y, por supuesto, no solo las fibras celulósicas y animales son un problema.

Las fibras sintéticas derivadas de la extracción de combustibles fósiles y su contribución al calentamiento global representan un impacto indirecto, aunque de gran alcance, en los ecosistemas globales.  

6. El Poliéster

En 2015, por ejemplo, el poliéster producido para producir ropa emitió 282 mil millones de kg de CO2, casi tres veces más que el algodón. Según WWF , incluso si el calentamiento global se limita a 2 ° C, las áreas ricas en biodiversidad como el Amazonas y Galápagos podrían perder el 25 por ciento de sus especies.

Los sintéticos también impactan directamente en los hábitats locales si las aguas residuales permanecen sin tratamiento mediante la liberación de carcinógenos, incluidas sustancias peligrosas como antimonio, cobalto, sales de manganeso, bromuro de sodio y dióxido de titanio.

Y como con todas las fibras, el procesamiento en húmedo desde el teñido hasta el acabado tiene importantes impactos ambientales. Se estima que el 20% de la contaminación del agua industrial, según el Banco Mundial, proviene de todo el teñido y tratamiento de textiles.

 

Si quieres saber qué materiales escoger para tu empresa y contribuir a proteger la biodiversidad, reserva una hora de coaching online y te ayudaré en este proceso

  Artículo basado en CO

Ester Xicota

Ester Xicota

Soy Ester Xicota y tengo más de 15 años apoyando organizaciones en su transición a la sostenibilidad. Trabajemos juntos y diseñaremos un plan para que tu empresa sea parte de la economía circular. Así, por fin, tendrás el apoyo que necesitas para hacer más sostenible tu empresa y, a la vez, aprovechar todas las oportunidades de negocio que se están abriendo en el mercado.

Notas relacionadas

biodiversidad y moda
El impacto de la industria de la moda en la pérdida de la biodiversidad
Impactos de la moda en el medio ambiente
Los impactos de la industria textil y de la moda en el ambiente
pfa en el textil
Los productos químicos PFAS amenazan la salud de los trabajadores del sector textil

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies