herramientas contra el cambio climático

Cómo combatir el cambio climático en la industria de la moda

Publicado el 7 - septiembre , 2020

No vemos el cambio climático, pero está aquí. Aunque no nos guste, queramos negarlo o tratemos de evitar la conversación, el cambio climático está aquí y no va a irse.

Pero para los que sí estamos atentos nos estamos dando cuenta que los entes políticos y gubernamentales no logran coordinar acciones convincentes y coordinadas que aseguren que nuestros negocios puedan adaptarse.

Por eso hoy quiero mostrarte tres herramientas que ya están funcionando en la industria textil y de la moda y que te permitirán avanzar en este aspecto y cumplir con las expectativas de tus clientes actuales y potenciales.

Los efectos del cambio climático

El cambio climático, para ponerlo simple, es cualquier cambio significativo en el clima que persista durante un período prolongado, generalmente décadas o más.

Es un fenómeno lento, difícil de comprobar con anticipación y muy difuso en sus señales y consecuencias. Es por eso que hemos estado negándolo y cuestionándolo por tanto tiempo. Pero ya tenemos los primeros signos, casi irrefutables, de su presencia.

Los científicos de la NASA han observado que la superficie de la Tierra se está calentando, y muchos de los años más cálidos registrados han ocurrido en los últimos 20 años. Es destacable el dato de que 2019 fue el año más cálido registrado en el Ártico, llegando a registrar más de 30 grados y que Julio de 2020 empató con julio de 2016 como el segundo mes más caluroso jamás registrado para el planeta Tierra.

Como ejemplo, se prevé que en Italia, Portugal, España y partes de Grecia y Turquía,  las lluvias durante la estación cálida y seca (abril a septiembre) disminuyan hasta en un 10% para 2030 y en un 20% para 2050.  El número de días por encima los 37ºC se duplicará de los 30 días actuales a 60 días en 2050 y, para este año, las condiciones de sequía podrían prevalecer durante al menos seis meses de cada año en estas áreas.

Además, las altas temperaturas también se han relacionado con la creciente incidencia de enfermedades tropicales o hasta ahora no vistas en ciertas zonas.

Un ejemplo es la fiebre del Nilo Occidental, un virus mortal que ataca el sistema nervioso. El verano de 2019 vio el primer caso reportado de infección por el virus del Nilo Occidental tan al norte como Alemania. Los investigadores ya han proyectado que es probable que el virus del Nilo Occidental se propague para el 2025 y se extienda aún más para el 2050.

Después de más de 10.000 años de relativa estabilidad climática, el panorama de la civilización humana va a cambiar completamente.

Las consecuencias de estos cambios son imprevisibles y de gran impacto para todos los humanos en la Tierra, sin ninguna excepción de raza, nivel económico o nivel de desarrollo.

La industria textil y de la moda no es ajena a estos efectos y los grandes grupos se están adelantando para actuar.

En 2018 más de 40 empresas y grupos firmaron un compromiso con Naciones Unidas  para actuar para reducir sus emisiones de CO2 en un 30% en 2030 y conseguir ser carbono neutral en 2050.

Si sabemos que nuestros clientes y nuestros competidores se han comprometido a estos objetivos, no hay razón más válida para nosotros que alinearnos a lo que pide el mercado ya que esto nos puede generar una ventaja competitiva.

La industria de la moda y el cambio climático

A pesar de los compromisos para reducir las emisiones, la industria se encuentra en una trayectoria que superará el camino de 1,5 grados para mitigar el cambio climático establecido por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) y ratificado en el acuerdo de París de 2015.

Para alcanzar este camino, la industria necesitaría reducir sus emisiones de GEI a 1.100 millones de toneladas métricas de CO2 equivalente para 2030 pero según datos de McKinsey la industria está lista para sobrepasar su objetivo en casi el doble.

Reducción de las emisiones asumiendo que la descarbonización de la industria sigue al ritmo actual (millones de toneladas de CO2 equivalente)

cambio climático y moda

Según McKinsey, Uno de los desafíos que enfrenta la industria para reducir su huella de Gases de Efecto Invernadero es la probabilidad de que aumente la población y los patrones de consumo sigan impulsando el crecimiento continuo de la industria hasta alrededor de 2.700 millones de toneladas métricas por año para 2030 si no se toman medidas de reducción.

Sin embargo, si la industria continúa adoptando iniciativas de descarbonización a su ritmo actual, limitará las emisiones a alrededor de 2.100 millones de toneladas métricas al año para 2030, aproximadamente lo mismo que en la actualidad. Sin embargo, incluso con estos esfuerzos, las emisiones alcanzarían casi el doble del nivel máximo que permitiría a la industria de la moda seguir el camino de 1,5 grados.

Cómo afectará el cambio climático a la industria de la moda

Los cambios de temperaturas, la sequía o inundaciones y los eventos climáticos imprevisibles, tendrán un fuerte impacto en la cadena de aprovisionamiento textil y en el comportamiento del mercado.

El aprovisionamiento de materias primas podría verse interrumpida debido a que las condiciones de sequía, temperaturas extremas o inundaciones afectan la productividad de la tierra y la calidad de los cultivos.

Por otro lado, los cambios de temperatura y eventos climáticos provocarán cambios en las preferencias de ciertos productos.

Veamos algunos ejemplos:

El Algodón

Se estima que el 73% del algodón hoy se cultiva con riego total o parcial. La escasez de agua pronosticada va a bajar el rendimiento y la calidad de los cultivos y, muy probablemente, aumentar el costo del material.

Los aumentos de temperatura pueden tener efectos beneficiosos o adversos en la producción en diferentes países, según la temperatura actual y el límite superior del umbral de temperatura del algodón.  Conoce un poco más de los impactos del cambio climático sobre el algodón. 

Los efectos pueden ser tan profundos que pueden llegar a modificar las zonas donde se puede cultivar una de las materias primas más esencial y emblemática de nuestra industria.

Esto no solo causará una disminución de las rentas de los agricultores sino que puede ocasionar la completa desaparición de las condiciones para cultivar en las áreas actuales.

 

riesgo climático del algodón

La vicuña

La vicuña tiene necesidades diarias de agua y debe vivir cerca de fuentes de agua para sobrevivir. Al reducirse la disponibilidad de agua y aumentar las variaciones de temperatura, esto afectará  la cantidad de fibras producidas.

La falta de agua y el aumento de temperaturas también hará que disminuya la calidad de la fibra ya que la vicuña ha evolucionado para tener un pelo o lana muy fino para mantenerlas calientes y secas en climas fríos. El animal se adaptará a los cambios de temperatura y los patrones de lluvia y esto afectará  la calidad de su cabello.

La lana de oveja

La desertificación en curso aumenta la disponibilidad de lana y cuero de los rebaños de ovejas ya que hace desaparecer los pastos vastos y frondosos de cualquier parte del mundo, des del Mediterráneo hasta la Patagonia.

También probable que los climas cálidos permitan que las plagas y enfermedades se propaguen a nuevas regiones, lo que afectará la productividad de la lana y la piel de las ovejas.

De nuevo, las condiciones cambiantes afectarán a productores productores a pequeña escala que no tienen los recursos para adaptarse a las condiciones cambiantes.

 

El mercado

La forma en que se diseñan y conciben los productos deberá cambiar. Por ejemplo, puede resultar cada vez más relevante considerar productos que funcionan bien con cambios estacionales menos marcados y temperaturas más cálidas.

Pero también tendremos que tener en cuenta la variabilidad e imprevisibilidad de los eventos climáticos y deberemos tener cadenas de aprovisionamiento flexibles y resilientes capaces de responder a las necesidades.

 

Soluciones efectivas para la industria de la moda

Veamos algunas herramientas sobre cómo hacer frente a la situación de manera rentable.

1. Mitigar y compensar

Debemos empezar analizando y contabilizando dónde estamos emitiendo más CO2 y buscar herramientas de mitigación. Recuerda que los preceptos de la Producción Más Limpia te dan la orientación para encontrar estrategias que no solo reduzcan las emisiones directas de tu producción sino también te generen ahorros considerables.

Se estima que, actualmente, un 30% de la reducción de gases de efecto invernadero la podemos conseguir con mejoras internas y que, por ahora, vamos a tener que tratar de compensar el resto de emisiones.

Te cuento la diferencia entre mitigación y compensación de emisiones en este artículo.

2. Regenerar los ecosistemas

Para conseguir que estas estrategias funcionen, necesitamos regenerar los ecosistemas. ¿Por qué? Porque la existencia de zonas boscosas nos permiten capturar más CO2, porque debemos evitar la acidificación de los océanos que están empezando a emitir demasiado CO2 y porqué necesitamos poder adaptarnos a los cambios que sí o sí van a (estamos tarde para frenar completamente los efectos del cambio climático).

Te dejo aquí una guía sobre cómo desarrollar tu estrategia de biodiversidad y mi curso sobre moda circular  que te permitirá conocer cómo la economía circular propone soluciones empresariales a la regeneración de ecosistemas.

3. Nuevos productos

Finalmente, desarrollar productos y cadenas de aprovisionamiento “inmunes” a la variabilidad climática. Debemos estar preparados para encontrarnos con inviernos que tienen temperaturas de verano y la desaparición completa de estaciones como la primavera y el otoño , que tan útiles han sido para introducir colecciones de “medio tiempo” por parte de la industria.

Aquí tenemos varias soluciones que propone la industria. Desde el diseño atemporal, a los servicios de alquiler y recommerce que nos permiten generar valor para los clientes y nuestro negocio sin necesidad de extraer recursos vírgenes de manera indiscriminada y evitando la generación masiva de residuos.

 

El problema del cambio climático es extremadamente grande y se ha agravado por años de inactividad y negación. Pero tenemos guías sobre cómo empezar a revertir estos efectos y, además, conseguir mayor productividad. Ya no hay muchas excusas para empezar.

Si estás interesado o interesada en conocer más y empezar a trabajar en este camino, te recomiendo muchísimo que hagas el curso de moda circular que he diseñado para tener las bases claras y después, podamos empezar con sesiones de coaching online para tomar acción en tu empresa o marca.

Ester Xicota

Ester Xicota

Soy Ester Xicota y tengo más de 15 años apoyando organizaciones en su transición a la sostenibilidad. Trabajemos juntos y diseñaremos un plan para que tu empresa sea parte de la economía circular. Así, por fin, tendrás el apoyo que necesitas para hacer más sostenible tu empresa y, a la vez, aprovechar todas las oportunidades de negocio que se están abriendo en el mercado.

Notas relacionadas

sac retira puntuacion agregada higg
La SAC retira la puntuación agregada del Índice Higg de Materiales
herramientas higg para tu marca de moda
Escoge la herramienta Higg que mejor se ajusta a tu marca
evitar racismo y la discriminación
Cómo eliminar la discriminación de tu marca de moda

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies