La moda sostenible, mucho más que una moda


La definición de moda sostenible es difícil de precisar ya que no existe un estándar y definición en la industria. El concepto de moda sostenible agrupa una gran variedad de términos como orgánico, verde, comercio justo, sostenible, slow,etc, cada uno de ellos tratando de subrayar o corregir una variedad de fallas en la industria de la moda.

Cuando los expertos y marcas hablan de moda sostenible, usan estos términos de manera intercambiable y muchas veces apuntando a las mismas definiciones.

En el artículo de hoy te cuento el origen de la preocupación por la sostenibilidad en el mundo de la moda y una primera aproximación a la definición de moda sostenible tal y como la trabaja la Asociación de Moda Sostenible del Perú.

La aparición de la preocupación

La preocupación por los aspectos éticos en la moda no es una idea nueva. La primera campaña anti-pieles apareció en los años 80 y los escándalos de los talleres clandestinos y las malas condiciones de trabajo de los años 90 pusieron fuertes presiones a las grandes marcas y distribuidores para que implementaran mejores programa de monitoreo en sus fábricas. Esto ha ido acompañado de la emergencia del consumidor de moda sostenible, nacido cuando Forbes nombró el medio ambiente como la nueva tendencia en la moda.

Esto empujó a las compañías a introducir el diseño con fibras sostenibles, lanzar programas de gestión de químicos, fortalecer la trazabilidad de los productos, la transparencia en la cadena de valor, la mejora de las condiciones de trabajo,  la disminución del embalaje de productos, la reducción del residuo textil y la promoción del reciclaje textil.

En 2001, el primer Ethical Fashion Show tuvo lugar en París. Unos años más tarde (2009), la New York Fashion Week lanzó su primer Eco Fashion Week y un año más tarde (2010) el primer show de moda sostenible tuvo lugar en la London Fashion Week.

Grandes marcas y grupos del sector iniciaron su camino en este ámbito. Louis Vuitton Moët Hennessy Group (LVMH) se involucró comprando el 49% de Edun, el Grupo Kering, Nike, Adidas, Patagonia y otros grandes gigantes del mundo han sido pioneros en incorporar criterios y lineamientos de sostenibilidad en su estrategia.

La tendencia de la moda sostenible ha alcanzado ya a las marcas de high street fashion como H&M e Inditex y se ha convertido en una de las tendencias de más impacto y alcance en la industria.

¿Y cómo reaccionan los consumidores?

Es aún difícil mostrar cifras de aumento de consumo de este tipo de moda por la falta de información específica. Lo que sí es claro es que las necesidades y preferencias del nuevo consumidor no pueden satisfacerse si no se incluye la sostenibilidad en el negocio.

Según estudios realizados en UK, se estima que un 0.4% del total del sector textil de este país; uno de los países más avanzados en el estudio de este sector. Se dice que 1 de cada 4 consumidores británicos buscan opciones sostenibles para sus compras de ropa y el 75% de los consumidores culparían a la industria en caso de conocer que están produciendo de manera irresponsable.

En Alemania, el 30% de los consumidores compran al menos una prenda de moda sostenible en los últimos años, según el estudio desarrollado por el Instituto Dr. Grieger & Cie.

A pesar de todos estos avances, la preocupación permanece ya que el gran reto es cambiar el modelo de negocio que subyace al fast fashion : el consumismo desenfrenado.
Entonces, hablamos que tanto la industria como los consumidores empiezan ya a tomar esta tendencia como algo dado. Pero, ¿qué entienden consumidores y empresas por moda sostenible?

La definición de moda sostenible

La definición de moda sostenible es tan elusiva como la de la sostenibilidad. En una perspectiva filosófica, la definición de la moda sostenible se encuentra en la intersección entre moda y ética teniendo en cuenta los principios claves del desarrollo sostenible.

Pero esto no nos da una definición clara ni operativa. Por ello, la Asociación de Moda Sostenible del Perú ha desarrollado la siguiente definición:

moda-sostenible-amsp-peru

Esta definición es primero de todo muy simple y concisa lo que le da una gran facilidad de comunicación. Pero además, está construida en base a dos importantes ejes conceptuales.

Por un lado, el concepto de ciclo de vida del producto que considera que no son las organizaciones ni los procesos los que tienen impacto ambiental sino los mismos productos. De esta manera se considera el impacto de los productos de moda desde la extracción de materia prima que los conforma y pasando por todas las fases de la cadena de valor del sector para finalmente contemplar también la fase de uso, reparación y disposición final del producto por parte del usuario.

Por otro lado, esta definición conceptualiza la sostenibilidad como un proceso continua. Parte de la base que la sostenibilidad es un concepto guía que marca los grandes lineamientos pero que es por definición un concepto perfecto que no existe.

Estrategias de moda sostenible

La definición de la AMSP permite articular los términos y estrategias de moda sostenible que existen en el sector como caminos y estrategias de mejora continua hacia un cambio en el sector de la moda.

En este sentido, la AMSP define varias líneas de trabajo por las cuales una marca puede trabajar hacia la sosteniblidad. Para la AMSP, cualquier marca que emprenda acciones en una o más de las siguientes direcciones se considera que trabaja en moda sostenible:

> Moda ética: Esta moda respeta los derechos humanos y laborales, y empodera a las personas a desarrollarse de manera personal y profesional. Contribuye a una economía justa y del bien común. Un ejemplo  de esta iniciativa es Höseg, que trabaja con el modelo “Buy One, Give One”.

> Moda ecológica: Moda que busca la armonía entre el sistema económico y el ecológico asegurando la salud y disponibilidad de recursos naturales. Se incluyen iniciativas como la moda reciclada, upcycling, segunda mano, diseño para el reciclaje, nuevos materiales, etc. Un ejemplo de esta línea de acción es Ecotintes que trabaja el teñido textil con tintes naturales.

> Moda étnica: Esta moda tiene como objetivo recuperar, revalorizar y/o promover las técnicas, motivos y diseños provenientes de conocimientos ancestrales y oriundos del Perú. Un ejemplo peruano de esta linea de acción es Las Polleras de Agus.

> Moda tecnológica: Moda  que busca hacer un bien a las personas y/o el ambiente. Puede incluir innovaciones tecnológicas en la confección de las prendas wearable technology, o bien la digitalización de procesos de la cadena de valor, entre otros. Un ejemplo de esta iniciativa es WTF.

moda-sostenible-amsp

Como vemos, existen multitud de iniciativas que buscan transformar la manera como producimos y creamos moda. Pero a diferencia de lo que muchos quieren hacernos creer, la sostenibilidad no es una moda que va y viene. Al contrario, es una tendencia que socaba los fundamentos sobre los que se basa la industria para adaptarlos a los nuevos tiempos. Es un imperativo productivo y estratégico que toda empresa debe adoptar si quiere sobrevivir en el mediano y largo plazo. La moda sostenible está para quedarse como la moda del futuro.

¿Quieres saber más sobre moda sostenible?

Suscríbete a mi newsletter Contáctame

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *