legislación industria de la moda para la sostenibilidad

¿Cómo la legislación está impulsando la sostenibilidad en la industria textil y de la moda?

Publicado el 20 - julio , 2022

Si hemos de ser sinceros, la acción de los gobiernos para impulsar la sostenibilidad a nivel corporativo y, especialmente para la industria de la moda, ha sido tibia y tardía. Hasta ahora.

Se han realizado varias acciones puntuales como la prohibición de Estados Unidos de importar productos e insumos que provengan de la provincia de Xinjiang en China, los “public hearings” que se realizaron en el Reino Unido en 2018. También se han visto muchas legislaciones relacionadas con la industria pero no específicas como la Modern Slavery Act 2015 de Reino Unido o la Ley de Transparencia en las Cadenas de Suministro de California de 2010 o la modificación de la ley ambiental en China que afectó a un gran número de productores de químicos textiles

Pero durante el año 2021 en adelante ha habido una buena cantidad de iniciativas gubernamentales, que ya han visto la luz o se están discutiendo, que buscan mejorar las condiciones ambientales y sociales de las cadenas de valor de la industria de la moda.

A pesar que muchas de estas legislaciones se aprueban en Estados Unidos y Europa, sus efectos no se reducen a estas regiones sino que se extienden a todo el mundo. Es por ello que hoy quiero revisar estas legislaciones para que puedas tener en cuenta cuáles son las prioridades gubernamentales en sostenibilidad en el sector.

 

¿Por qué se promueven regulaciones específicas para el sector de la moda?

En general, la industria de la moda está poco regulada como tal y, en parte, esto se debe a que su cadena de suministro puede incluir varios países y continentes con regulaciones y contextos muy dispares. La consecuencia de esto es que los esfuerzos de sostenibilidad de las empresas, varíen ampliamente entre unas y otras.

Hasta ahora, el hecho de que la mayoría de iniciativas implementadas sean voluntarias, también ha hecho que fácilmente sean dejadas de lado o mantengan un alcance muy limitado porque afectan o pueden afectar el modelo de negocio actual. Recuerda que cuando avanzas en sostenibilidad, para conseguir cada vez mejores resultados, requieres de inversiones, pero no solo eso, sino que empiezas a darte cuenta que el modelo actual no está acorde a la lógica de la sostenibilidad y requiere hacer cambios sustanciales. Y esto muchas empresas aún no están dispuestas a hacerlo.

Por último, las empresas que lideran estos cambios pueden estar en una posición menos ventajosa que el resto del mercado porque están realizando inversiones importantes y buscando cambiar la manera de trabajar de una cadena y de por sí muy compleja y poco transparente.

El desarrollo de legislaciones permite:

  • Alinear al sector para conseguir objetivos claros y comunes, con ello, crear sinergias. a las empresas
  • Poner un mismo nivel de exigencia para todas las organizaciones y asegurar que no haya una desventaja competitiva por hacer lo correcto.
  • Reconocer los esfuerzos que ya se están haciendo y llegar a un estándar común

De todas maneras estas no están exentas de complejidades como son dificultad para regular una industria tan compleja y veloz, la poca flexibilidad para adaptarse a los cambios progresivos del mercado, la burocracia y la duplicidad y hasta conflictos de procedimientos y requisitos según el país en el que la marca reporte.

Los promotores de estas iniciativas tienen como objetivo principal regularizar los estándares de sostenibilidad y poner un estándar único para facilitar la competencia leal en los mercados.

Veamos algunas de las leyes y propuestas de ley más significativas, algunas específicas para el sector textil-moda y otras que tienen una incidencia importante para la industria.

 

1. La New York Fashion Act (aún no aprobada)

La Fashion Sustainability and Social Accountability Act o como se la conoce comunmente, la Fashion Act, es un proyecto de ley que, de aprobarse, convertiría a Nueva York en el primer estado Estados Unidos en aprobar una legislación que responsabilice a las marcas por sus impactos ambientales y sociales en sus cadenas de valor y en el entorno.

La ley se aplicaría a las empresas globales de indumentaria y calzado con más de $100 millones en ingresos, que hacen negocios en Nueva York.

Específicamente, la ley requeriría que estas empresas:

  • Mapeen un mínimo del 50% de su cadena de suministro, desde la granja hasta la tienda.
  • Publiquen un «informe de sostenibilidad social y ambiental» anual
  • Establezcan y publiquen objetivos de reducción
  • Publiquen sus volúmenes de producción

El no cumplimiento de estas provisiones puede llevar a multas de hasta el 2% de sus ingresos anuales.

2. La Fabric Act (aún no aprobada)

En mayo de 2022, la senadora de Nueva York, Kirsten Gillibrand, presentó al Senado una propuesta de legislación para abordar las preocupaciones laborales y los derechos de los trabajadores en la industria de la confección de EE. UU.

La Fashioning Accountability and Building Real Institutional Change (FABRIC) Act haría que las marcas de moda y los minoristas sean responsables conjuntamente, con sus proveedores, de las violaciones salariales de la cadena de valor.

La FABRIC Act tiene cinco puntos de acción principales:

  1. Poner fin a las «tarifas por pieza», creando incentivos de productividad para los trabajadores además del pago del salario mínimo por hora
  2. Instituir medidas de responsabilidad para las marcas que las responsabilicen a ellas y a sus socios fabricantes por sus prácticas laborales
  3. Establecer nuevas medidas de registro y transparencia, como un registro nacional de fabricantes de prendas de vestir en el Departamento del Trabajo
  4. Alentar a las marcas a traer su fabricación de prendas de vestir a los EE. UU. a través de varios incentivos fiscales
  5. Introducir subvenciones para las empresas que fabrican en el país.

La FABRIC Act prohibiría el pago a destajo para los trabajadores de la confección y haría responsables a marcas y proveedores de las violaciones salariales en la cadena. Su objetivo final: alentar a la industria de la moda a trasladar la producción de regreso a los EE. UU.

En una declaración conjunta, la American Apparel & Footwear Association (AAFA) y el Council of Fashion Designers of America (CFDA) dieron la bienvenida a los incentivos de relocalización, pero se opusieron a las propuestas de responsabilizar a las empresas por el pago de los trabajadores en sus cadenas de suministro.

Las marcas que expresan su apoyo a la legislación incluyen a Everlane, Doen, Mate the Label, Christy Dawn y Outerknown.

3. La Ley Europea de Debida Diligencia (propuesta de Directiva)

El 23 de febrero de 2022, la Comisión Europea publicó su propuesta de Directiva de Debida Diligencia en Sostenibilidad Corporativa, dirigida a alcanzar los objetivos marcados por el Pacto Verde Europeo y el Acuerdo de París.

El documento es necesario para abordar la fragmentación legal en Europa y los problemas de derechos humanos, ambientales y de cambio climático presentes a lo largo de las cadenas de valor de las empresas matrices de la UE y de terceros países.

La Directiva propuesta tiene por objeto:

  • Mejorar las prácticas de gobierno corporativo para integrar mejor la gestión de riesgos y los procesos de mitigación de los derechos humanos y los riesgos e impactos ambientales.
  • Evitar la fragmentación de los requisitos de diligencia debida en el mercado único.
  • Aumentar la responsabilidad corporativa por los impactos adversos.
  • Mejorar el acceso a los recursos para aquellos afectados por los derechos humanos y los impactos ambientales adversos del comportamiento corporativo.
  • Ofrecer un instrumento horizontal centrado en los procesos de negocio.

A partir de 2025 para las grandes empresas y de 2027 para las medianas empresas que trabajen en sectores de alto riesgo, los directores corporativos tendrán un “deber de cuidado”, que incluye 5 acciones principales a tomar:

  • Integrar la debida diligencia en sus políticas corporativas
  • Identificar impactos adversos reales o potenciales
  • Prevenir y mitigar posibles impactos adversos
  • Establecer y mantener un procedimiento de quejas.
  • Supervisar la eficacia de su política y medidas de diligencia debida
  • Comunicar públicamente sobre la debida diligencia

En caso de que las empresas no cumplan con las nuevas reglas, serán consideradas responsables de cualquier impacto adverso que surja como resultado de sus actividades. Las víctimas podrán presentar una demanda de responsabilidad civil contra las empresas, y esta responsabilidad civil se refiere a las operaciones propias de las empresas y sus subsidiarias y las relaciones establecidas con las que una empresa coopera de manera regular y frecuente.

 

4. La Estrategia Europea de Textiles Circulares (aprobada pero no es ley)

La Comisión Europea ha presentado la Estrategia de la UE sobre los Productos Textiles Sostenibles y Circulares para hacer que los textiles sean más duraderos, reparables, reutilizables y reciclables a fin de luchar contra la moda rápida, la basura textil y la destrucción de los productos textiles no vendidos, y velar por que su producción se lleve a cabo respetando plenamente los derechos laborales.

A pesar de que esta no es una ley específicamente, de sus provisiones se desarrollarán varios productos legislativos a nivel europeo.

Las medidas concretas de la Estrategia incluyen:

  • Nuevos requisitos de diseño para los productos textiles en el marco del Reglamento sobre el diseño ecológico de productos sostenibles.
  • La prohibición de la destrucción de los productos no vendidos en determinadas condiciones, incluidos los productos textiles no vendidos o devueltos.
  • Información más clara sobre los productos textiles (etiquetas más claras) y un pasaporte digital de productos
  • Controles estrictos del greenwashing.
  • Medidas para abordar la liberación no intencionada de microplásticos de los productos textiles.
  • Normas armonizadas de la UE sobre la responsabilidad ampliada del productor de productos textiles e incentivos económicos para que los productos sean más sostenibles
  • Apoyo a la investigación, la innovación y las inversiones y al desarrollo de las capacidades necesarias para la transición ecológica y digital.
  • Fomentar los modelos de negocio circulares
  • Creación conjunta de una ruta de transición para el ecosistema textil

Mucha más legislación para la industria textil está en camino

Se acercan muchas más legislaciones que afectarán directa o indirectamente al sector textil para las que estar preparados.

Algunas de ellas estarán orientadas a:

Si necesitas acompañamiento para introducir la sostenibilidad en tu empresa, reserva una hora de consultoría online y empecemos a trabajar.

Ester Xicota

Soy Ester Xicota y tengo más de 15 años apoyando organizaciones en su transición a la sostenibilidad. Trabajemos juntos para diseñar un plan de transformación a la sostenibilidad y la economía circular que sea rentable para tu empresa y positivo para la sociedad y el medio ambiente.

Notas relacionadas

legislación europea para descarbonización y sostenibilidad en la industria de la moda
¿Las regulaciones de la UE sobre sostenibilidad serán una revolución para la industria de la moda?
qr - mas información en etiquetaje textil
La industria de la moda y el reciclaje piden un nuevo etiquetado para favorecer la sostenibilidad
sbt naturaleza moda
La industria de la moda se alinea con los Objetivos Basados en la Ciencia para restaurar la naturaleza

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies