Puede parecer una pregunta extraña, pero es posible que como profesional del marketing te la hagas cada vez más ya que el término «economía circular» aparece sin parar en las sala de juntas.

Impulsada por la inminente crisis mundial de recursos y la demanda anticipada de tres mil millones más de consumidores de clase media para 2030, la economía circular es un cambio fundamental en la forma de pensar cómo operan los negocios.

La economía circular significa una transición del modelo predominante de producción-consumo lineal donde la idea es vender tanto como sea posible al menor costo posible, esencialmente desperdiciando materias primas críticas, a un modelo ‘circular’ donde se fomenta el consumo colaborativo, la reutilización, reparación y remanufactura de los productos. Todo eso gracias a un diseño del producto que maximiza la vida útil y una visión de el «desperdicio» como un recurso.

Te puede interesar el artículo sobre economía linear

La UE sugiere que la economía circular contribuye a un mejor uso de los recursos y que ofrece ahorros potenciales de € 630 mil millones por año para la industria. Además, el nuevo modelo promueve la creación de nuevos mercados y servicios tiene el potencial de impulsar el PIB de la UE hasta en un 3,9 por ciento.

¿Qué implicaciones tiene la sostenibilidad para el marketing?

 

1. Repensar los componentes básicos del marketing

Para cualquier persona en marketing, las implicaciones de todo esto serán profundas.

Tendremos que cambiar la forma en que pensamos sobre muchos de los conceptos básicos que los especialistas en marketing manejan todos los días: conceptos como identidad y deseo, lealtad y recompensa, y confianza y transparencia. Estos cambios representan una oportunidad para reinventar el papel del marketing.

El marketing es responsable no solo de la publicidad sino que la función de esta disciplina en la empresa es estratégica y contribuye a definir las características, la definición del precio y el punto de venta de los productos. Todos estos son elementos esenciales en la definición no solo de productos más sostenibles y aptos para la economía circular sino también para la definición de nuevos modelos de negocio.

 

2. Nuevos productos

En base al posicionamiento y segmento de clientes a los que se dirige la organización, el departamento de marketing puede contribuir a impulsar productos que sean aptos para funcionar en una economía circular, sin compuestos tóxicos, que reduzcan el residuo en todo el ciclo de vida, que permitan al usuario alargar su uso, repararlos y compartirlos.

 

3. Nuevos esquemas de precios

Los nuevos modelos de PayPerService permiten a los usuarios poder disfrutar y usar productos sin tener que comprarlos.
Un ejemplo de ello es MUD Jeans que permite alquilar los jeans a cambio de una suscripción o bien Ecodicta que te ofrece la posibilidad de recibir nuevos productos cada mes pagando solo por una suscripción.

Este contenido está restringido a miembros. Si ya eres usuario, por favor, inicia sesión. Si aún no eres usuario, ¡regístrate!

Usuarios Existentes Entrar
   
Registro de Nuevo Usuario
*Campo Obligatorio
Powered by WP-Members